Repudio y preocupación de UP por el atentado al líder qom Félix Díaz

Tras el atentado sufrido por Félix Díaz, líder qom de la Comunidad La Primavera de Formosa, el diputado nacional de Unidad Popular Antonio Riestra reclamó el esclarecimiento de los hechos. El legislador del Bloque UP también denunció que el Estado Nacional no está cumpliendo los compromisos asumidos ante la Corte Suprema de Justicia.  Por su parte, la diputada Graciela Iturraspe presentó a un proyecto de Declaración para expresar preocupación y repudio por el ataque.

Félix Díaz, líder de la comunidad qom La Primavera.

El hecho ocurrió el pasado 9 de agosto, cuando una camioneta embistió a Díaz mientras se trasladaba en ciclomotor por la Ruta Nacional 86. El qarashe qom se dirigía a Laguna Blanca para enviar una encomienda. Al regresar con su moto por el mismo camino a su casa, una camioneta negra lo golpeó, lo tiró del vehículo, lo dejó inconsciente y se dio a la fuga. El día anterior, Díaz  iba a acudir a una reunión con la Comisión de Población en el Congreso de la Nación  para una reforma del Código Civil que cambie la regulación de los territorios de pueblos originarios. A último momento, decidió suspender el viaje debido a una golpiza que recibió una señora mayor de la comunidad por parte de una familia criolla.

Díaz denunció que no se trató de un accidente, y lo vinculó a la serie de atentados y amenazas que sufre desde 2010 por parte de la policía provincial en su lucha por defender la tierra.

A través de un proyecto de declaración ingresado en la Cámara de Diputados de la Nación, Riestra, presidente de la comisión de Población y Desarrollo Humano, reclamó el esclarecimiento del accidente y señaló que  “deben cesar los actos de violencia contra Félix Díaz y los integrantes de su comunidad, quienes hace más de dos años son amenazados, reprimidos y acosados sistemáticamente para despojarlos de sus tierras”.

“Denunciamos que a Félix y a otros integrantes de la Comunidad intentaron matarlos varias veces, están amenazados de muerte, en el marco de la lucha que llevan adelante por la recuperación del territorio y el respeto de sus derechos. Y esta situación es posible por la ausencia y en algunos casos complicidad de los organismos del Estado”, sostuvo Riestra y agregó que por todo esto “resulta impostergable que se le preste protección a todos los miembros de La Primavera y se garantice su seguridad e integridad física”.

En el mismo sentido, Graciela Iturraspe, diputada nacional de Unidad Popular, presentó en Diputados un proyecto de Declaración donde expresa “su repudio y preocupación por las amenazas, persecución y ataques que fueran perpetrados contra Félix Díaz”.

LA PRIMAVERA Y EL RECLAMO TERRITORIAL

La Comunidad Qom La Primavera se ubica en el Departamento de Pilcomayo, entre Laguna Blanca y Laguna Nainek, a unos 50 kilómetros de Clorinda, en Formosa. Las tierras tradicionales de este pueblo se encuentran al este de la provincia. Después de muchas luchas y el dictado de diferentes decretos, el 5 de octubre de 1985 el gobierno provincial transfirió a la Asociación Civil Comunidad Aborigen La Primavera, 5187 hectáreas.

Desde hace años, la comunidad viene encabezando un reclamo territorial porque parte del territorio que se les reconoció y de la Laguna Blanca se superponen con la superficie del Parque Nacional Río Pilcomayo. Simultáneamente, familias de criollos y el propio Estado provincial avanzan sobre sus tierras con distintas pretensiones. Es así, como desde enero de 2010 el conflicto no hace más que agravarse, la comunidad no es escuchada ni asistida para la resolución favorable de la problemática sino que, por el contrario, ante las medidas de reclamo comenzaron las brutales represiones y amenazas contra Félix Díaz, su familia y otros integrantes de la comunidad.

El año pasado y durante cinco meses, la Comunidad La Primavera mantuvo  un acampe en la Avenida 9 de Julio de la Capital Federal, con el objetivo de que la Presidente de la Nación los recibiera, luego de que su comunidad fuera reprimida en un levantamiento de corte de la Ruta 86 y dos de sus integrantes, Roberto y Mario López, asesinados.

Por su parte, Félix Díaz había liderado durante tres meses de 2010 un bloqueo de carretera en contra de la intención del Gobierno provincial de construir una sede universitaria en tierras que los qom reivindican como propias. La policía formoseña los desalojó entonces del camino, en un procedimiento en el que murieron un indígena y un uniformado, y en el que las fuerzas de seguridad quemaron casas de los qom, según denunciaron.

“Finalmente, el Ministro Randazzo les concedió una audiencia y se firmó un acuerdo que hasta la fecha no ha sido cumplido -explicó Riestra-. Por todo esto resulta imprescindible que el Estado nacional, a través del Ministerio del Interior o del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas intervenga para evitar más violaciones de derechos humanos, antes que sea tarde y tengamos que lamentar otra muerte”.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*