Jerónimo Torres: “la basura de Junín tiene que dejar de ser un negocio”

Para el referente, la Secretaría de Medio Ambiente está siendo una “gestora de los negocios” empresariales en el espacio público.

Jerónimo Torres(Junín24) El presidente de la Unidad Popular local, Jerónimo Torres, se refirió al próximo proceso licitatorio del relleno sanitario y pidió que se prioricen los intereses de la ciudad y el cuidado ambiental por sobre los negocios que se hacen habitualmente con la gestión de los residuos.

Sostuvo Torres que “la Secretaría de Medio Ambiente municipal debería volver a tener un rol de promoción de un entorno ecológico sano y no ser una gestora de los negocios que hacen las empresas utilizando el espacio público y el ambiente”.

En este sentido remarcó: “es necesario que con la nueva licitación se dejen de lado las conveniencias económicas de sectores que nada tienen que ver con los juninenses y que la ciudad tome como ejemplo modelos que han resultado exitosos y sustentables en otras ciudades como Rosario, Santa Fe, o Tapalqué en nuestra provincia. En el siglo XXI no pensar a los residuos como un recurso que puede generar puestos de trabajo y riqueza, demuestra lo errada que está la actual gestión del municipio”.

“Hay que repensar qué tipo de ciudad y gobiernos queremos, no puede ser que ante cada iniciativa siempre tengamos el mismo resultado: perjuicios para la ciudad y beneficios para algunos pocos que se enriquecen a costa nuestra”; haciendo clara referencia a lo sucedido con Girs S.A. y al proyecto de traslado de la terminal de ómnibus.

En este sentido, Torres solicitó al gobierno municipal que se llame a las organizaciones ambientales, a los trabajadores del sector, a las fuerzas políticas de la oposición y a los cartoneros a debatir el pliego que va a ser base de la futura licitación publica y remató “la basura de Junín tiene que dejar de ser un negocio”.

 

Un comentario

  1. La basura es hoy un recurso energético, y como tal debe ser gestionado para el bien común, como si fuera petróleo, gas, carbón; y con tanto cuidado como el agua…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*