De Gennaro: “Hay mayor respuesta organizada de los trabajadores”

Remarcó que no percibe mayor conflictividad, sino mejores respuestas de los trabajadores. Además, destacó que “el ajuste” kirchnerista ya llegó.

Víctor De GennaroEn diálogo con Info Gremiales, uno de los fundadores de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y actual diputado nacional por Unidad Popular, Víctor De Gennaro repasó su visión sobre la coyuntura de conflictividad laboral actual y avanzó en un balance del período kirchnerista.

-¿Ve un aumento de la conflictividad en el segundo semestre del año?

- La conflictividad existe todo el año. Conflicto es no llegar a fin de mes. Conflicto es que te echan, que hay pérdidas de puestos de trabajo. Eso es el conflicto. Lo que hay hoy es una mayor respuesta organizada de los trabajadores. Nadie acepta perder el trabajo, y empresa que cierra se toma para que pase a funcionar bajo autogestión como cooperativa. Nadie quiere perder salario frente al aumento de precios. Encima, están aumentando los servicio públicos, el transporte y el costo de vida en general y, evidentemente, la gente sale a defender su salario.

-¿Entonces se trata de más respuestas?

- Lo que hay es mejor organización para enfrentar la situación. Ademas, como en Argentina sobra guita y se nota una gran corrupción de los gobernantes, lo que preveo es que va a haber más marchas, mas movilizaciones y mejor organizadas. Porque el pueblo pelea mucho más contra la injusticia, contra la pérdida laboral, contra la usurpación de tierras para hacer fracking o para entregarle a las multinacionales que mantienen la renta minera, petrolera, sojera, etc.

Uno de los sectores que ganó más dinero es el financiero y nadie lo toca. Cobran impuesto al trabajo pero no se toca la renta financiera.

-Ante esta situación que describe ¿vislumbra un ajuste como salida?

- No, no es que se viene un ajuste, el ajuste ya está, ya se vino. El kirchnerismo defiende a los grupos empresariales y los que se presentan como “alternativa” son la interna del PJ. Ellos están todos de acuerdo en que hay que pagarle al Club de París y a los Fondos Buitre, y en que no hay que darle prioridad a los jubilados ni a los pibes que están bajo la linea de pobreza.

-¿Qué evaluación hace de la normativa para reducir el empleo no registrado?

- La Ley de Registro Laboral apela a bajar los aportes patronales, receta que ya fue un fracaso con Cavallo y con Kirchner y ahora otra vez será un fracaso. Se apela a desfinanciar la seguridad social para que haya mayor registración de trabajadores y no se obtienen resultados.

Nosotros presentamos propuestas para mejorar la situación aumentando la representación gremial, porque hoy 8,5 millones de trabajadores son los que tienen distintas formas de precariedad en el empleo. Ante esto el Radicalismo, UNEN y PRO parecían apoyar, pero al momento de los votos terminaron con el FPV. Después hacen la parodia de levantarse y enojarse cuando viene Capitanich, pero a la hora de votar acompañan.

-¿Cuál es su evaluación del período kirchnerista?

- Para nosotros el kirchnerismo tuvo un primer período del 2003 al 2005 que fue la primavera de la transversalidad. Desde ese momento volvió al PJ y apostó todo a tratar de conducir esos sectores de un Partido que abandonó hace muchos años la transformación y que tiene enclaves provinciales que manejan los recursos, las prebendas y el territorio como si fueran los dueños.

Me parece que el primer esbozo que abrió una expectativa de transversalidad fue sucumbiendo lentamente dentro del PJ y hoy la herencia que deja es Scioli, Randazzo o Massa, De la Sota, una pena.

-¿Todas alternativas de derecha?

- Más que de derecha, yo prefiero decir todas alternativas de ellos.

-Ustedes acompañaron algunas iniciativas del kirchnerismo.

- Hay cosas positivas que nosotros hemos acompañado como el salario para los pibes, terminar con las administradoras de jubilación privada, el avance en la caída de la Obediencia Debida y el Punto Final, aunque falta avanzar más en la unificación de los juicios. Todas cosas importantes que han hecho.

Sobre todo lo más interesante es que todo este período hizo que cualquier organización popular hoy sea tres veces más grande de lo que éramos en el 2001. Eso es muy importante porque la organización popular es mejor enfrentamiento al conflicto, a los problemas de la realidad y mayor conciencia de la población.

-¿Esto tiene impacto en las organizaciones sindicales?

- Claro, se han creado más de dos mil organizaciones sindicales nuevas, es impresionante. Al gobierno no le gusta y Tomada quiere seguir manteniendo una ley que es inconstitucional, que sostiene ese verso de la personería, que no deja elegir delegados, pero los trabajadores se siguen organizando. Por esto presentamos un proyecto de Ley de Asociaciones de Trabajadores y Trabajadoras Sindicalizados, el único propuesto por alguna central obrera Argentina, para reformar la Ley de Asociaciones Sindicales y apuntar a mayor libertar y democracia sindical.

-¿Las dos mil organizaciones surgieron desde 2003 a la fecha?

- No, yo cuento desde 2001 que es donde comienza este proceso largo. El 2002 fue el año de la gran lucha donde llegamos a hacer un paro nacional con la CTA y el acompañamiento de las expresiones populares y sufrimos el asesinato de Maxi y Dario. En ese año también nos pegaron duro con la devaluación. En 2003, con las elecciones, hubo un paso muy importante con la derrota del ALCA en Mar del plata y la perspectiva de la unidad con Latinoamérica. Lamentablemente hoy esa unidad que parecía fuerte termina en conflictos con Uruguay, Brasil y Paraguay. Estos son problemas que se dan porque los grupos empresariales son los que están manejando el país.

Fuente: www.infogremiales.com.ar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*