Se inauguró el Centro de Formación del PARES

“El problema no son los fondos buitres sino la trampa de toda la deuda”, sostuvo Eduardo Macaluse en la inauguración.

Riestra y MacaluseEl pasado viernes se realizó la presentación del Centro de Estudios, Formación, Investigación y Capacitación Política (CEFICAP) del Partido PARES.

La conferencia inaugural estuvo a cargo de Eduardo Macaluse, diputado nacional mandato cumplido e integrante de la Comisión Bicameral Investigadora sobre el Origen y Seguimiento de las Negociaciones de la deuda pública nacional. “A pesar del discurso de la soberanía, el gobierno nacional protege a los bancos, paga la deuda sin revisar la parte ilegítima, y mantiene la legislación que refuerza los privilegios del sistema financiero”, sostuvo.

En el inicio, el diputado nacional Antonio Riestra, secretario general de PARES, destacó la importancia de organizar un centro de estudios y formación política. “El CEFICAP está pensado como un espacio de formación crítica y creativa, entendiendo que ese proceso de comprensión y análisis de nuestra realidad también es un proceso pedagógico que se apoya en nuestra práctica política y se nutre de los saberes de todos los sectores. No hay muchas diferencias entre la tarea educativa y la tarea de un militante, pero asumiendo que se trata de un proceso de ida y vuelta, porque aquel que crea que tiene todos los saberes empezó equivocado”, sostuvo el dirigente.

A su turno, el director del CEFICAP, José María Serra, presentó el plan de trabajo del organismo y reivindicó los aportes del pedagogo latinoamericano Paulo Freyre, en el armado de esta iniciativa. “Debemos promover el pensamiento crítico en los dirigentes políticos y militantes, para ser capaces de crear nuevas soluciones a las necesidades humanas y nuevas formas de relación social”, dijo Serra.

Luego agregó, que el CEFICAP se propone en esta etapa “debatir sobre los grandes problemas de la sociedad. A veces, en esta sociedad bipolar, todo se reduce a oficialismo y oposición y parecería que es lo único que existe. Pero a nosotros nos parece que hoy es necesario un debate profundo que nos permita lograr consensos para enfrentar tocar los problemas que son del Estado y que cualquier partido deberá afrontar”.

 

“El problema es toda la deuda, no los fondos buitres”

Luego de estas presentaciones, Macaluseinició su conferencia con un recorrido histórico sobre los orígenes del sistema financiero internacional y las políticas de endeudamiento de los países periféricos impulsada por los organismos de financieros internacionales. “Hoy se habla mucho de los paraísos fiscales o los fondos buitres, y nos quieren hacer creer que se trata de especuladores que se esconden en lugares remotos. Pero los mayores predadores de las finanzas viven en dos islas bien conocidas: la de Manhattan y la de Inglaterra”, sostuvo.

El ex legislador nacional rescató el trabajo de la Comisión Investigadora del Congreso de la Nación sobre la deuda externa argentina, que integró en 2010, y que tomó como base de su investigación las causas judiciales iniciadas en 2006 por Alejandro Olmos Gaona y Ricardo Daniel Marcos, por denuncias de defraudación a la administración pública contra el ex ministro Domingo Felipe Cavallo.

Explicó que “la deuda externa es el cepo que impuso la dictadura de 1976 al avance económico de los futuros gobiernos democráticos que vinieran. Olmos y el juez Ballesteros demostraron 477 delitos en la valoración y conformación de esa deuda externa que nos dejaron. Para quienes dicen que se trata de un tema viejo, hay que ver en el presupuesto de cada año lo que se destina a pagar vencimientos de la deuda, que a partir de las reestructuraciones del kirchnerismo, los pagos llegan hasta el 2081″.

“Nosotros decimos que una coyuntura como la actual, donde nuevamente aparecen las dificultades de pago, es una oportunidad para intentar discutir toda la deuda. Porque el problema no son los fondos buitres sino la trampa de toda la deuda ilegítima. Esta política de renegociaciones permanentes, pateando el problema para adelante y dejando la carga para las generaciones futuras tiene patas cortas”, agregó Macaluse.

“Las restructuraciones de la deuda que hizo el kirchnerismo sirvieron para resolver los problemas de los bancos. Pero tenemos que decir, que a pesar del discurso de la soberanía, el gobierno nacional los protege, paga la deuda sin revisar la parte ilegítima, y mantiene la legislación que refuerza los privilegios del sistema financiero”, concluyó el ex diputado.

Fuente: Partido Pares

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*