Un informe del IPyPP afirma que se perdieron 400 mil empleos este año

El instituto que coordina Lozano elaboró un informe que da cuenta del deterioro del mercado laboral en los últimos meses.

lozano-dentro-300x200“Persiste un conflicto distributivo no resuelto en el seno de la sociedad argentina”, sostiene Claudio Lozano, presidente del Bloque de Diputados de Unidad Popular, en el informe de coyuntura del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP) que él coordina, titulado La transición en tiempo de descuento en el que se analiza la presente etapa política, económica y social.

Para Lozano, la clave fundamental que permite comprender la actual coyuntura política consiste en que “los sectores dominantes pretenden que el final del ciclo gubernamental del kirchnerismo, implique también el final del ciclo político abierto en el 2001 en el marco de las movilizaciones populares y el cuestionamiento al sistema de representación política”.

Además, afirma que la “uniformidad del pensamiento político de (Daniel) Scioli, (Sergio) Massa, (Mauricio) Macri y la mayor parte de los candidatos del FAUNEN”, se explica en la medida en que todos ellos abren “un horizonte de gobernabilidad futura que actúa como dique de contención de las diferenciaciones propias de la coyuntura electoral”.

“Más aún, por encima de los cuestionamientos a la administración oficial de la coyuntura económica, existe una validación implícita de la estrategia gubernamental de recesión, búsqueda de inversiones extranjeras asociadas al extractivismo minero e hidrocarburífero y el retorno al endeudamiento de la Argentina”, agrega.

Para el diputado, “el dilema entre el conflicto distributivo no resuelto y la pretensión de la gobernabilidad conservadora abre las condiciones para la aparición de una nueva experiencia política en la Argentina.”

El Informe sostiene que en esta coyuntura existe un punto ciego que se niega, “la perspectiva del deterioro social y productivo del país, expresado en la destrucción de más de 400.000 puestos de trabajo en los primeros 6 meses del año, y de cerca de 500.000 en la comparación con junio del 2013, en el marco de una fuerza laboral compuesta por 17 millones cuyo ingreso promedio que no supera los $4.900.  Este deterioro, reflejo del cual basta mencionar la realización de 3 paros nacionales en 2 años y múltiples conflictos territoriales, indica que persiste un conflicto distributivo no resuelto en el seno de la sociedad argentina. Es este conflicto no resuelto el que impregna con un interrogante el futuro, tanto de la transición en tiempo de descuento, como también la perspectiva de la futura gobernabilidad.”

 

Ver informe completo

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*