“Lo que pase en la provincia de Salta va a definir el escenario electoral en el país”

El candidato a Presidente por el Frente Popular dio una entrevista donde habló de sus propuestas y analizó la actualidad.

Foto: El Tribuno (Salta)

Foto: El Tribuno (Salta)

 

(El Tribuno de Salta) “El hambre se termina en seis meses”, le dice con seguridad a El Tribuno Víctor De Gennaro, presidente del partido Unidad Popular.

“En nuestro partido resolvimos que el intendente o gobernador que fuera electo y no resuelva el hambre en ese plazo debería renunciar”, agrega en la entrevista que le concedió a este medio el precandidato presidencial durante su visita a la planta editorial.

De Gennaro es un reconocido sindicalista que ocupó durante años la Secretaría General de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). Actualmente ocupa una banca en la Cámara de Diputados de la Nación, que obtuvo en el 2011 tras salir quinto dentro de la provincia de Buenos Aires.

-Siempre menciona la importancia de terminar con el hambre. Es casi el único de los candidatos que habla de este tema. ¿Cuánto hay de utopía en su propuesta?

– Nada, porque yo estoy convencido de que el hambre se puede eliminar. Y como sé que se puede hacerlo, cualquier intendente o gobernador de nuestro partido que en seis meses no cumpla debería renunciar”. Transformar el hambre en puestos de trabajo genuinos es otro tema. Nosotros vamos a generar tres millones de puestos de trabajo a través de la inversión productiva.

-Si fuera tan sencillo más de un presidente, en los últimos años, lo hubiese intentado. ¿No le parece?

– No, no les interesa y fundamentalmente porque no hay voluntad política. ¿Cómo Argentina, teniendo la cantidad de recursos naturales y productivos no puede solucionar el problema? Insisto que voy a lograrlo si gano las elecciones.

-¿Cómo se ve posicionado en la pelea a nivel nacional?

– Veo que hay tres mosqueteros que son lo mismo, que proponen lo mismo y que quieren lo mismo. Son Daniel Scioli, Sergio Massa y Mauricio Macri. Van por idéntico objetivo: ver quién es el próximo gerente del modelo K. Nosotros somos otro modelo, completamente opuesto. Queremos recuperar la educación, el trabajo interno y somos los únicos que vamos a animarnos a tocar la renta ictícola, minera, petrolera y financiera.

-¿Qué rescata de la década ganada? ¿La asignación universal por hijo?

– Sí, pero debería ser una ley; voy a convertir en eso al actual decreto. Además excluye a muchos niños, hay dos millones que todavía no cobran. Si va a ser universal, la universalicemos en serio y no dejemos gente que lo necesita afuera.
Usted integró distintos movimientos sociales. ¿Desde el 2001 en adelante cuál es la mayor transformación que sufrieron?
Fue muy grande la transformación de la que me habla. Los movimientos sociales están asentados fuertemente y esto fue un largo proceso. Hoy son protagonistas de los principales cambios que hubo en Argentina. Quiero apostar por ellos para que puedan crecer más toda vía. En toda la historia argentina estuvieron presentes, pero en los últimos años, más.

-El duro cruce de dichos entre los alfiles del oficialismo con el Pro y el Frente Renovador por los derechos humanos. ¿Qué mensaje le dejó?

– Jamás hubo compromiso con los derechos humanos por parte de Mauricio Macri. No me extraña lo que dijo. Yo personalmente pienso que no hay olvido ni perdón con los genocidas. Memoria, verdad y justicia, siempre. Hay que defender los derechos humanos de hoy y los de ayer. Mauricio es un empresario que pertenece al grupo de empresas que se benefició durante la dictadura.

-¿Cómo observa la pelea de Carrió con FA-Unen?

– Nosotros no somos parte de eso. Queremos ser una fuerza que no se junta contra alguien, como es este caso. Eso define a Unen, es el problema que tienen ellos hoy. No aceptaría un acuerdo con los radicales ni hoy ni mañana. No quiero pactos de gobernabilidad. Lo vemos cada vez con mayor frecuencia. El Frente para la Victoria presentó un proyecto de ley para crear el Registro de Trabajadores Informales. Pero el trabajo informal es ilegal y clandestino. Y recibió apoyo de partidos que uno no lo imaginaba. A la hora de la verdad, todos apoyan las leyes del poder.

-¿Entablaron conversaciones con otros partidos o frentes para posibles alianzas?

– No, no vamos a hacer alianzas por lo que dije antes. Somos un partido fuerte y tenemos claros nuestros objetivos. No queremos negociar. En Salta vamos con el Partido del Trabajo y del Pueblo, pero es otra la historia.

-¿Por qué eligió Salta para lanzarse?

– Porque lo que pase en Salta va a definir el escenario electoral a nivel nacional. No lo dudo. Se eligió a Salta como el eje de las próximas elecciones, será el centro de las luchas políticas. Vamos a luchar con Edmundo Falú como candidato a gobernador de esta provincia. María Lappasset va a encabezar la lista de diputados provinciales.

 

Un comentario

  1. LOS SUEÑOS DE HACER REALIDAD UNA NUEVA ARGENTINA QUE SURJA DE DESDE LOS BARRIOS, DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS DE LAS PROFUNDIDADES DE NUESTRA PATRIA LO LOGRAREMOS CON EL COMPAÑERO Y HERMANO VICTOR DE GENNARO. SU LUCHA Y COHERENCIA ES LA MEJOR BANDERA QUE PODEMOS SEGUIR…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*