Lozano, duro con la gestión Kicillof: “están bailando en la cubierta del Titanic”

El diputado advirtió que “los niveles de deterioro social son importantes” y que se “descompone” la base social del kirchnerismo.

LOZANO(Semanario Parlamentario) Aunque solían compartir diagnósticos y propuestas para la economía, Claudio Lozano y Axel Kicillof se distanciaron desde el ascenso de este último en la estructura de poder del kirchnerismo. Tal es así que para el diputado de Unidad Popular, el ministro “ha hecho gala de un pragmatismo cercano al oportunismo porque ha rifado buena parte de su criterio” como académico “para seguir sosteniéndose políticamente”.

En su balance económico de 2014, Lozano aseguró que el kirchnerismo adoptó “buena parte de los reclamos de ajuste de la oposición conservadora”, y que por ende en 2015 se mantendrá el “cuadro recesivo” y la “descomposición de la base social” del Gobierno. “Los niveles de deterioro social son importantes”, aseveró.

– ¿Qué balance hace de la economía en 2014?

Fue un año teñido por la decisión del Gobierno de adoptar como estrategia de política económica buena parte de los reclamos de ajuste de la oposición conservadora: devaluación; suba de precios por encima de la evolución de salarios y jubilaciones y retroceso del poder adquisitivo; suba de la tasa de interés; y como consecuencia de todo esto, la profundización de un cuadro recesivo. La contrapartida fue concreta: destrucción de 400.000 puestos de trabajo; 10 por ciento de caída del poder adquisitivo, que varía según el grupo social. Además, el Gobierno puso en marcha un retorno al endeudamiento para sostener la situación en materia de divisas.

– ¿Le sorprendió que Axel Kicillof tomara estas medidas?

Si uno tuviera que evaluarlo por su historial académico, no son medidas con las que él profesaba. El ministro ha hecho gala de un pragmatismo cercano al oportunismo porque ha rifado buena parte de su criterio para seguir sosteniéndose políticamente.

– ¿Cuáles son los desafíos concretos de la economía para este año?

Recuperar la actividad económica y un proceso de crecimiento y distribución de la riqueza: siete de cada 10 familias tienen dificultades para cubrir la canasta básica en la región metropolitana; tres de cada 10 están en condiciones de pobreza. También hay que replantear el modelo productivo y la desigualdad. Pero el Gobierno está más dedicado a contener la situación cambiaria y tiene asumido que se va a mantener la recesión en 2015; están bailando en la cubierta del Titanic porque los niveles de deterioro social son importantes.

– El Gobierno dice que padeció una corrida cambiaria en el verano pasado y ahora el nuevo presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, se ufana de haber frenado presiones en el mercado cambiario. ¿Cómo evalúa la gestión gubernamental ante la falta de divisas?

El Ejecutivo encaró el tema del peor modo. En lugar de avanzar sobre la oferta de divisas, lo hizo sobre la base de volver al endeudamiento y garantizarle a bancos y aseguradoras elevadas tasas de interés y bonos que se ajustan por seguro de cambio; es decir, pateó la devaluación para después de las elecciones. En lugar de resolver la crisis cambiaria con mayor autonomía, le concedió beneficios crecientes a sectores con mayor capacidad económica.

– ¿Cuáles son los sectores sociales que hoy en día apoyan al kirchnerismo?

El kirchnerismo tiene un bloque social en descomposición como resultado del proceso que se abre en 2012 y que tiene que ver con el cuadro recesivo. Trabajadores y sectores populares que acompañaron a este Gobierno habida cuenta de las mejoras en empleo y distribución del ingreso, hoy se están desarticulando. Tal es así que en el último año el Ejecutivo sufrió tres paros nacionales cuando en los ocho años anteriores no tuvo ninguno. El consenso electoral lo había conseguido con la reconstrucción de los ingresos.

– ¿Qué sucede con los sectores dominantes?

El vínculo del Gobierno con el establishment es inestable porque mantuvo tuvo conflictos no tanto por la cuestión económica sino por la gestión. Ahora, los sectores del modelo extractivo, como la soja, la megaminería a cielo abierto o las petroleras, han cumplido un papel central.

 

Por Pablo Riveros

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*