“Milani es el nuevo Stiuso”, dijo Lozano en Tucumán

TUCUMÁN.Desde Tucumán, Claudio Lozano, candidato a jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aireds por Camino Popular, repudió la decisión de no citar al general César Milani a declarar en la causa que investiga la desaparición de Alberto Ledo, ocurrida en 1976.
10917264_676495749143037_7080877925608962565_n
Para Lozano, quien en su carácter de presidente del bloque parlamentario Unidad Poplar pidió -vía dictamen de minoría- la destitución de Milani señaló: “Acá están presentes quienes han llevado adelante demasiados años de lucha como para que un Juez venga ahora a negar justicia, amparándose en las leyes de obediencia debida y punto final, que fueron anuladas por el Parlamento con el apoyo al pueblo argentino. No indagar a Milani, amparándose en la obediencia debida y el punto final, es una afrenta a las madres a nuestro pueblo y a la democracia argentina. Milani es el nuevo Stiuso. Es la decisión de volver a poner a las fuerzas armadas como responsables de la represión interna”.

Lozano viajó a Tucumán para acompañar a los familiares de Alberto Ledo en la conferencia de prensa que realizaron luego de haberse conocido la decisión judicial.

Marcha para exigir la inmediata destitución de Milani

la-designacion-de-cesar-milani-2017438w300
Unas 1500 personas pidieron la salida de Milani; la hermana de Ledo, Graciela Ledo, lideró la protesta.

“Si después de 39 años y en plena democracia se nos niega la justicia, no nos queda otra que seguir luchando en la calle hasta que podamos encontrarla.” Con voz firme, Graciela Ledo lanzó la frase frente a los tribunales federales de esta ciudad, hasta donde ayer marchó para exigir la indagatoria al jefe del Ejército, César Milani, quien está imputado en la causa por la desaparición de su hermano, el conscripto Alberto Ledo, ocurrida en 1976.

Más de 1500 personas, en su mayoría integrantes de organizaciones políticas, sociales y de derechos humanos, participaron de la movilización, que se inició en la plaza Irigoyen, pasó por la sede de la justicia federal de Tucumán y desembocó en la plaza Independencia.

Los manifestantes, que portaban una pancarta con la leyenda: “Basta de impunidad. Indagatoria a Milani ya”, gritaron consignas contra el gobierno nacional y criticaron al juez federal Daniel Bejas, quien rechazó el pedido de indagatoria del jefe del Ejército y desestimó los planteos de apelación presentados por la querella y el fiscal Carlos Brito.

“Le pedimos al juez Bejas que deje de ser parcial y arbitrario, porque rechazó la indagatoria fundamentando su fallo con argumentos de las leyes de obediencia debida y punto final, al señalar que por su edad de 22 años y su bajo grado de subteniente, en 1976, Milani no tenía que decir la verdad sobre lo que le pasó a mi hermano”, reclamó Graciela Ledo.

La militante de los derechos humanos estuvo acompañada por los diputados nacionales Claudio Lozano (Unidad Popular) y Pablo López (Partido Obrero), y por el legislador porteño y candidato presidencial del MST-Nueva Izquierda, Alejandro Bodart. De la marcha también participaron Alberto Lebbos, el padre de Paulina Lebbos, la joven asesinada en 2006 en Tucumán, y otros familiares de víctimas de casos impunes.

La de ayer fue la segunda manifestación -y la más numerosa- que se realiza en esta ciudad para reclamar que Milani sea separado del cargo y citado a declarar por la causa Ledo (la primera marcha fue el 15 de enero último, sin la presencia de familiares del conscripto riojano).

Alberto Ledo desapareció el 17 de junio de 1976, cuando cumplía el servicio militar obligatorio en el Batallón de Ingenieros de Construcciones 141 de La Rioja, que para esa fecha se encontraba desplegado en la ciudad tucumana de Famaillá.

Milani fue el encargado de realizar el acta en la que se hizo constar que Ledo había desertado, cuando en realidad se trató de una desaparición forzosa. El fiscal Brito pidió que el jefe del Ejército sea citado a declarar y lo acusó de haber falsificado ese legajo de deserción con la supuesta intención de cubrir el crimen de Ledo. El 13 de enero, Bejas rechazó el llamado a indagatoria y la semana pasada ratificó su decisión al denegar los recursos de apelación presentados por la familia de Ledo y por Brito, que acudieron en queja ante la Cámara Federal de Tucumán para exigir que se revise el fallo favorable a Milani.

Fuente: www.sinmordaza.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*