De Gennaro y Codoni apoyaron a precandidatos entrerrianos e instaron a “votar por el cambio y los sueños”

PARANÁ (Entre Ríos).-  El precandidato a presidente por el Frente popular, Víctor De Gennaro, y su compañera de fórmula, Evangelina Codoni, recorrieron distintas localidades entrerrianas para difundir su plataforma electoral y apoyar a los precandidatos de Alternativa progresista popular, que postula al socialista Lisandro Viale como precandidato a gobernador, registró AIM.

de-gennaro-en-entre-rios-300x225

El plan que propone el Frente Popular, lista 136,  implica un proceso de industrialización anti-imperialista “que significa 3 millones de puestos de trabajo genuino”; un programa de tierras que apuesta “a la construcción de un millón de chacras”; y se tocarían las rentas petrolera, minera, sojera e ictícola y financiera “que actualmente se concentra y extranjeriza, porque los gobernantes deben dejar de ser gerentes de esos grupos y tienen que comenzar a ser verdaderos representantes del pueblo”.

A diferencia del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), la propuesta de la alianza entre Unidad Popular (UP), el Partido del Trabajo y el Pueblo (PTP), Emancipación Sur y Camino de los Libresdel que también participa la reconocida luchadora social Marta Maffei, es una propuesta de centro izquierda a la que se suman trabajadores, pequeños productores y comerciantes y empresarios, ya que para el dirigente nacional en Argentina, “salvo los genocidas y los corruptos, todos tenemos derecho a definir qué sociedad queremos”. En ese sentido, De Gennaro resaltó que apuestan a una estrategia popular en contra de la concentración y extranjerización, en contraposición a lo que ocurre hoy  en la República, ya que apuntó que actualmente “en el país 200 empresas que producen el doble que lo que producían en los ’90 de las que se pasó de 104 extranjeras a 119, es decir, se concentró y extranjerizó la riqueza y nosotros no negociamos con eso”.

“Hay que votar diferente para vivir diferente”

Para el dirigente nacional, uno de quienes impulsó la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA),  la expectativa es que la Alternativa progresista y popular “sea una fuerza capaz de disputar el gobierno en Entre Ríos”.  De Gennaro se mostró optimista y no se desalentó ante los números, sino que desacreditó los sondeos de opinión, ya que recordó que “saltaron las encuestas en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en Santa Fe, en Río Negro y en otras localidades”. Los entrerrianos “deben estar dispuestos a otra cosa”, opinó el precandidato, quien recordó la herencia histórica de los caudillos entrerrianos, e instó a la ciudadanía a apoyar la propuesta provincial encabezada por Viale, ya que consideró que “hay que demostrar que se puede gobernar distinto”.

El 9 de agosto “no se vota lo menos malo sino que se vota por los sueños, por el cambio, por los hijos y por el deseo”, por lo que remarcó la importancia de apostar a una alternativa electoral distinta, aunque aclaró que en las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) apuestan superar el piso proscriptivo para instalarse y, junto a los compañeros y compañeras de todas las provincias, “gobernar en la próxima década”.

Un millón de chacras

Por su parte, la precandidata a vicepresidenta y referente nacional de Federación Agraria Argentina (FAA), apuntó que la plataforma para el sector productivo implica “un modelo que permita florecer las chacras, porque no sólo es una propuesta que reactivará el sector agropecuario, sino que pondrá a mover esa gran rueda que es el mercado interno en nuestros pueblos, lo que permitirá frenar su desaparición, ya que hoy hay alrededor de 800 pueblos que están desapareciendo y así se evitará que no se siga concentrando la población en las grandes ciudades, por las migraciones internas”.

“Proponemos un millón de chacras, sin alejarnos mucho y aprendiendo de las experiencias de nuestro país; en Argentina hubo una política encabezada por el Consejo Agrario Nacional que tenía Junta Nacional de Granos, Junta Nacional de Carnes, precio sostén para las economías regionales y Ley de arrendamiento”, y precisó que “hoy los grandes propietarios concentra el 50,5 por ciento de la tierra, lo que es una cuestión estructural”, pero subrayó que en estos doce años de kirchnerismo el gobierno implementó políticas de Estado que hicieron desaparecer 60.000 chacras, es decir, estas políticas permitieron que a la concentración histórica y estructural se suman otros actores como Lázaro Báez, para citar un caso paradigmático, quien concentra 420 mil hectáreas a lo que se suma que a la concentración de la tierra hay concentración de la producción, “porque el seis por ciento de los productores de la soja concentra más del 54 por ciento”, por lo que el millón de chacras se presenta como una superación dialéctica de este modelo productivo.

Fuente: www.aimdigital.com.ar

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*