A pesar de todo, seguiremos con los brazos en alto

UP marchó junto a la CTA Autónoma y la Multisectorial contra la Ley Antiterrorista y la criminalización de la protesta.

CTA marchaUnidad Popular, junto a un heterogéneo universo de militantes sociales, políticos, de derechos humanos de la CTA-A y de la Multisectorial,  se concentraron en el Obelisco para marchar a Tribunales y volver a exigir la derogación de la Ley Antiterrorista y el cese de la criminalización de la protesta social. 

“En el territorio –afirmó Martín Brunas, referente de UP CABA- hemos visto la criminalización de la protesta social cuando golpearon a los conductores de la línea 60, o cuando varios compañeros del INTI estuvieron virtualmente desaparecidos durante una horas. Todo esto cortesía de Sergio Berni”. Y agregó que “hoy estamos en un momento de transición hacia un gobierno de tinte neoliberal y de derecha, un gobierno que carga con los muertos del Indoamericano y los heridos del Borda, y que recibe como regalo un Código Penal y una Ley Antiterrorista que le servirá como anillo al dedo a la hora de acallar violentamente el ajuste que va a realizar. Por eso estamos preocupados. Pero, desde Unidad Popular CABA decimos presente para dejar en claro que, el año que viene, no bajaremos los brazos, y seguiremos en la lucha”.

El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel afirmó, mientras las columnas de militantes se iban ordenando y tomando la calle para marchar: “el reclamar es un derecho, aún así hay persecución. Sin ir más lejos, acá –señalando hacia Avenida de Mayo-, tenemos a los indígenas del acampe Qom que han sido judicializados, perseguidos y reprimidos. También eso se repite en  Tierra del Fuego o demás lugares como Catamarca, Andalgalá, La Rioja, Tucumán”. Y, levantando la voz, sostuvo: “Hay que decir basta a esta represión.”

Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quién también se había acercado a saludar y dejar su apoyo, pidió “que se termine el hambre y que Argentina sea mirado por el mundo como un país donde nadie se muera por el hambre”.

Entre compañeros con pechera verde y una gran bandera del mismo color detrás, Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de ATE y presidente de la UP bonaerense, sostuvo que “hay un esquema de judicialización de la protesta que busca entorpecer, poner límites y reprimir de manera solapada, bajo un velo de supuesta legalidad,  las demandas y las luchas de los trabajadores. Así se explica que este gobierno haya aprobado la Ley Antiterrorista y,  que bajo su aura,  los jueces alienten acciones como las que suceden a lo largo del país. Por eso no sólo es importante acompañar cada una de las luchas sectoriales, sino que es necesario adoptar una iniciativa que unifique las distintas demandas populares en esta convocatoria. Hoy está claro que, si no se pone límites, esta situación va a continuar profundizándose. Por eso desde ATE estamos participando de esta medida”.

El tema de La Ley Antiterrorista, la cual es vista como una especie de bomba de tiempo, marcaba la preocupación de los referentes. José “Pepe” Peralta, secretario general de la CTA-A Capital, quien marchaba en la cabecera de la columna, exclamó: “No sé si pensaron que iban a gobernar eternamente, porque le dejaron la herramienta perfecta para que el gobierno de (Mauricio) Macri, sin costo político, la pueda implementar porque se ha promulgado”. 

Graciela Iturraspe, diputada mandato cumplido de UP y vicepresidenta de la UP de la provincia de Buenos Aires, quien estaba a su lado, comentó: “Esta ley es un instrumento muy riesgoso, porque lo dejás en mano de lo que venga. Y, cuando Macri dice que va a aplicar el peso de la ley, el gran temor que a uno le produce es que, en marzo o abril, cuando vengan las protestas fuertes, luego de la devaluación, cuando se comience a debatir las paritarias, nos tiren un muerto arriba de la mesa. Ese es el temor que tenemos, y que sería terrible para los sectores populares”.

Luego de los discursos de distintos referentes de la multisectorial, dialogamos con Pablo Micheli, secreatio general de la CTA-A Nacional, quien se mostraba preocupado porque la represión del conflicto, según él, se ha agudizado. “Hay un grupo de jueces que, en lugar de tener la mira puesta en quien ha robado el país y tienen procesos judiciales,  como el vicepresidente (Amado) Boudou,  que si se hiciera una consulta la mayoría diría que debería estar preso y, sin embargo, anda por la calle lo más tranquilo -sostuvo-. Pero eso sí, quieren meter preso, sentar en el banquillo de acusados a compañeros de luchas dignas que han salido a cortar rutas por defender su trabajo y su salario. Nosotros estamos en alerta porque en pocos días sube un nuevo gobierno y ese nuevo gobierno ya ha dicho que va a criminalizar más la  protesta social. Y, ante eso pedimos que derogue la Ley Antiterrorista”.

Con respecto al papel de la CTA-A en el próximo ciclo,  Micheli, con cierto orgullo alegó que “la CTA-A está bien parada. Hay sectores que la gente no les va a creer cuando salgan a pelear porque les van a decir ustedes eran K por eso critican el gobierno de Macri.  En cambio, nuestra central es la única que hay mantenido la coherencia. Tuvo una crítica profunda por este gobierno, con diferencias importantes, pero sin dejar de resaltar logros como la estatización de Aerolíneas, la jubilación, etc. Esos logros los vamos a defender”.

Fuente: Equipo de Comunicación de UP CABA

Más fotos (Martín Brunas)

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*