La pelea crece al ritmo del ajuste

Con la presencia de UP, CTA y ATE, se realizó una jornada de lucha nacional e histórica contra el ajuste.

Marcha ATE y CTAComo antesala del acto central de la Jornada Nacional de Lucha de la CTA Autónoma, la central bonaerense se convocó frente al edificio de la Casa de la Provincia de Buenos Aires en la avenida Callao, donde exigió aumento de salario y el fin de los despidos. De este modo, más de 8 mil trabajadores coronaron el paro provincial de 24 horas que impulsaron ATE y los profesionales de la Salud de CICOP.

“Hoy está en debate el destino del Estado nacional, el destino de la Patria, y éste se podrá construir sobre la dignidad, la justicia y los derechos de los trabajadores. Y, para eso, tendremos que defender en un plan de lucha nacional”, dijo Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de ATE Nacional y presidente de UP Buenos Aires, ante el repiqueteo de cientos de bombos.

“En esa perspectiva es que la convocatoria de hoy de la CTA-A es un desafío para construir nuevos escenarios de lucha masiva y unitaria. Pero también, un desafío para proponer, porque nosotros no debemos conformarnos sólo con pelear por los derechos que tenemos, debemos pelear para construir nuevos derechos. Y sólo habrá derechos plenos para los trabajadores estatales si construimos un Estado al servicio del pueblo argentino, no de las minorías del privilegio ni de los buitres externos que quiere comer nuestra decencia y nuestro honor”, finalizó el dirigente y pidió unir filas con la columna de la CTA-A para marchar al Congreso.

Entre los presentes, marchando en la cabecera, se encontraba Víctor De Gennaro, presidente de Unidad Popular, quien pidió a Macri que termine con el verso. “Todos los días -comentó el dirigente de UP- nos ponen en la televisión cómo un grupo de personas cuentan plata. Pero, además de contar plata, lo cual que es cierto y todos esperamos que de una vez pongan presos a todos los corruptos, se está tapando el que hay otros sectores contando cómo aumenta día tras días la pobreza en la Argentina, cómo cada vez más hogares no llegan a fin de mes, cómo, cada vez más, aumentan los precios. Entonces basta de verso, hay que mostrar la realidad. Y la realidad es que el contar plata sucede, pero también es cierto que hay gente que pelea y que el protocolo antipiquete no se puede aplicar con un pueblo movilizado”.

Una vez en el Congreso comenzó el acto central, organizado por la multisectorial de la CTA-A. Allí, frente a varias cuadras de militantes, estaba entre otros oradores Oscar de Isasi, quien calificó los primeros meses de la gestión macrista: “Ya en los primeros días de su gestión fueron capaces de decirles a los grupos cerealeros que les iban a transferir 120 mil millones de pesos con la liberación de las retenciones.

Hoy ya no hay provincia de la Argentina donde no haya presupuesto de ajuste. Se disminuyen las partidas en salud, educación, desarrollo social y niñéz.  Se ajusta sobre sectores vulnerables. La precarización laboral es el signo de todos los presupuestos del año 2016 y del endeudamiento que hipoteca el futuro de los argentinos. Las cosas están claras. En el sector privado ya no se discute la renta de la fábrica, sino los despidos, las suspensiones y los cierres de las pequeñas fábricas. Están avanzando en apropiarse de todas la riquezas de los argentinos. Pero también, como suele suceder, como es tradición de nuestro pueblo, es que, cuando hay ajuste y concentración de riquezas hay peleas. Y que quede claro que en nuestro país la pelea crece. Crece en los estatales, en el sector privado, en los barrios, en los chicos productores y pequeños comerciantes. Crece por todo lado y ellos lo saben”.

A su vez, Pepe Peralta, secretario general de CTA-A Capital, agregó: “Si hemos podido hacer cinco paros nacionales, si hemos podido organizar a la clase desde un gobierno que se pronunciaba popular y vino a quebrar la CTA, y pudimos salir adelante con lucha y unidad de acción y hemos estado en la calle, cómo no hacerlo ahora que estamos frente a este gobierno que ha demostrado ser lo más antipopular que hemos tenidos en muchos años. Por eso la CTA-A va a estar en la calle todo el tiempo necesario en la mayor unidad posible con las demás centrales y organizaciones sociales para demostrar que los trabajadores peleamos en las calles”.

A su vez, Ricardo Peidró finalizó el acto diciendo: “Es indispensable entrelazar las luchas, unir a los compañeros del Estado, de la actividad privada. Para conmover al Poder debemos ser millones, solo así podremos modificar esta realidad que nos abruma pero no nos derrota. Cada marcha es una victoria y, a cada pequeño triunfo, el día de la victoria, lo vamos a ver como grandes triunfos”.

Galería de fotos


Fuente: Equipo de Comunicación de UP CABA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*