Preocupación en las villas de la Ciudad por el avance del dengue

El exdiputado Lozano y dos referentes territoriales de las villas porteñas pidieron un plan sanitario urgente para frenar la epidemia.

Claudio Lozano en Infobae(InfobaeTV) En la 31 ya son 50 los casos confirmados. Amalia Aima, integrante del Frente German Abdala, y Eva Kousoviti, del Frente Salvador Herrera, advirtieron sobre un crecimiento explosivo del dengue en los barrios precarios de la Ciudad de Buenos Aires. Además, criticaron las medidas tomadas por el Gobierno porteño que invitan a “descacharrizar” sin entender la lógica de la falta de infraestructura en las villas.

 

– ¿Qué está pasando con el dengue en la Ciudad de Buenos Aires?

– Claudio Lozano: El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires plantea la solución a la epidemia recomendando comportamientos individuales, en lugar de abordar políticas integrales. El planteo es que hay que dejar de transportar agua en cacharros. Eso pasa por arriba de un hecho objetivo. Hoy en la Ciudad hay 270 mil personas que viven en villas o barrios carenciados. En el 90 por ciento de los casos no tienen agua potable. Entonces, decirle a una persona que debe “descacharrizar” es no entender la lógica.

– ¿Cómo está la situación en la Villa 31?

– Amalia Aima: Hay más de 50 casos con dengue y otros 50 con altas probabilidades. Tenemos muy poca presión de agua. En el día la gente tiene tanques y el agua no sale hasta la 1.30 de la mañana. Entonces, la gente junta el agua porque no tiene todo el día. Somos 70 mil habitantes. Es una ciudad. El centro de salud es muy chico, hay muy pocos profesionales. La gente va a los hospitales, el Rivadavia o el Fernández pero hay muy poca atención. La gente que tiene dengue es mandada a su casa.

– Eva Kousoviti: La situación sanitaria en los barrios informales es crítica. La empresa que presta el servicio de agua, que es AYSA y pertenece al Estado nacional, está obligada a brindar el servicio en toda su área de prestación. El problema es que esta empresa dentro de su marco regulatoria establece que los usuarios son solo los que lindan con una vía pública. Esto condena a una cuarta de la población de la ciudad. Ellos no lindan con la vía pública, sino con un pasillo.

– ¿En estos últimos 8 años se avanzó en la urbanización de las villas?

– Eva Kousoviti: No. Hubo algún intento en Piletones muy cuestionado. La realidad es que hay un quinto por ciento de la población sin agua potable, no cuentan con un sistema de desagües cloacales, sin un sistema pluvial, se inundan cada vez que llueven. Y encima ahora le sumamos la problemática del dengue.

– Claudio Lozano: Hay dos problemas. El primero es que AySA tiene la obligación de dar agua potable y no lo hace. El segundo es que los vecinos en las villas llevan, a su propio costo, las obras en las villas.

– Los hospitales cercanos están colapsados

– Amalia Aima: Para atenderte en el Rivadavia o el Fernández tenés que ir a la 1 de la mañana para poder sacar un número y están colapsados. El centro de salud de la villa también. La infraestructura se está cayendo. Faltan medicamentos y profesionales.

– ¿Se avanzó en la urbanización de la villa?

– Amalia Aima: La pintura no es una solución de fondo. Se hizo cañerías y calle para que no pisemos barro. Esto está bien para mejorar la calidad de vida. Pero la red del agua cloacal, pluvial y de agua potable la hicieron los vecinos.

– ¿Cómo está el déficit habitacional en la Ciudad de Buenos Aires?

– Claudio Lozano: Uno de cada tres habitantes en la Ciudad debe alquilar. Hoy la Ciudad tiene un problema habitacional que se va expandiendo. Se sigue postergando una regulación sobre el mercado inmobiliario. Mientras tanto, el Gobierno de la Ciudad se preocupa por repartir las tierras públicas repartiéndoselas a las grandes corporaciones.

– ¿Cuáles son los problemas más importantes para los porteños hoy?

– Claudio Lozano: Hay 270.000 personas viviendo en villas, un 25% de la población tiene ingresos inferiores a $ 13.000 por hogar, el 15% de los hogares de la ciudad están en situación de déficit habitacional y prácticamente el 33% alquila. Sobre eso no se discute nada.

– ¿Qué es lo más preocupa en la villa 31?

– Amalia Aima: Lo que más nos preocupa son los chicos que están con el paco. Tenemos más de 150 policías de la Metropolitana y Federal que recorriendo el barrio. Pero la seguridad está igual o peor.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*