Tierra del Fuego: “El gobierno no genera canales de diálogo”

Continúa el conflicto en Tierra del Fuego. Conversamos con Darío Orellano sobre la situación que vive la provincia.

“En Tierra del Fuego, la situación que llevamos es de 53 días de acampe bajo un gobierno que no genera canales de diálogo ante la indiferencia por parte de la patronal y de todos los poderes, tanto el político como el legislativo y el judicial de no generar un ámbito de negociación para poder descomprimir el conflicto. Es un conflicto que surge a partir de leyes que impulsó el gobierno en complicidad con los legisladores y con el amparo de la justicia” sentencia Darío Orellano en declaraciones a Unidad Popular un día después de la reunión mantenida con Monseñor Jorge Casaretto.

Casaretto se comprometió a contactar al Ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, y a vehiculizar una carta escrita por los estatales para el Papa Francisco. Asimismo el Vicepresidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social les recomendó solicitar la mediación de Miguel D’ Annibale, Obispo de Río Gallegos con funciones también en la provincia de Tierra del Fuego. Según Casaretto, el Obispo D’Annibale está informado y preocupado sobre la crítica situación que atraviesan los trabajadores australes luego de la eliminación del 82% móvil, el aumento de la edad jubilatoria y el impuesto de hasta el 15% del salario.

De la reunión participó también Carlos Custer, secretario de Relaciones Internacionales de Unidad Popular.

Orellano enfatizó que este “es un paquete de leyes que vulnera todos los derechos adquiridos de los trabajadores, como el 82 por ciento móvil, la disminución del salario y otro montón de cuestiones que atentan contra el bolsillo de los trabajadores en su conjunto y afectan también a la sociedad entera: impuestazo inmobiliario, impuestazo automotor, aumento del impuesto inmobiliario, aumento por pagos con tarjetas de débito. Hay muchas situaciones de violencia, el gobierno liberó la zona, hubo grupos parapoliciales, hubo grupos de la UOCRA y gastronómicos agrediendo a compañeros y compañeras. La situación es muy delicada. Nosotros buscamos alternativas y la solidaridad de la gente” afirmó.

Foto: Gremiales del Sur

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*