Una pasmosa ausencia de visión del futuro

Raúl Dobrusin, desde UP Neuquén reflexiona sobre los trabajadores, los jubilados y sus derechos.

Es importante entender que, aparentemente, no existen más los funcionarios que entienden el Estado y buscan lo mejor para su función. Viene a cuento por el desconocimiento que muchos tienen sobre soluciones para el Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN).

Es lógico pensar que personas que no hayan estudiado este tema y sindicalistas que no estén preparados (o solo le interese el negocio de las obras sociales) para el tema de la caja de jubilaciones y obra social piensen que la única forma de mantenerla sin déficit es el incremento de los aportes y de la edad jubilatoria o separarlas, pero se supone que los funcionarios deberían esforzarse más y buscar alternativas que no signifique en principio estas opciones.

Existen en el ISSN trabajadores con experiencia y muchos que conocieron otras gestiones donde se trataba de analizar los temas para encontrarle la solución (hasta el 80% móvil).

A fin de explicitar otras variantes (sin dejar de lado la devolución de la deuda histórica de la provincia) comento que:

1) Hacer un estudio actuarial (como marca la ley 611) a fin de determinar el futuro de la caja en su relación entre activos y pasivos de forma de conocer cómo será la relación de aquí a 10 años.

2) Mientras se realiza el estudio, el déficit de la caja se cubriría con la devolución del 15% que comprometio Macri, que regalaba la provincia para el ANSES (Caja jubilatoria Nacional) que equivale en el 2015 a 1.500 millones de pesos que alcanza para cubrir el déficit (800 millones) coparticiparlo a los municipios (directo serian 220 millones a distribuir) y aun queda resto para obras publicas. Hay varios proyectos de ley.

3) Lograr nuevos ingresos (o sea incrementar los ingresos) al organismo a saber:

a) Todos los monotributistas que tiene el estado en tareas normales y habituales pasen a ser contratos con aportes al instituto

b) Obligar, tal como lo hace el Banco Provincia, que todas las S.A. y empresas con participación estatal mayoritaria aporten a la Caja Provincial (G&P, Hidenesa, Corfone, etc.)

c) Recuperar un proyecto del Contador Borra (ex administrador del ISSN) de comprar una empresa de seguros para que tanto los seguros de vida obligatorios y opcionales y la ART provincial ingrese su recaudación a la caja. En la actualidad el Estado paga a un bróker de seguros y las lesiones laborales leves o medianas en lugar de pasarlo por la ART se usan ordenes del instituto (por su simpleza) o la Salud Publica y no existe ningún plan de trabajo para lograr menor índice de accidentologia y se paga puntualmente, o sea gastamos en el ISSN o Salud Publica y cobra la ART. Estas empresas de seguros son de valores muy accesibles.

d) Cumplir con la sanción a los entes, municipios o poderes por no hacer los aportes. Se da la casualidad que dicen que la caja de los magistrados y funcionarios del poder judicial da superávit, pero en los papeles, porque el que debe exigir que cumpla con las leyes debe las contribuciones con lo cual el superávit es si algún dia lo paga.

Hay mas ideas y variantes lo que quiero dejar en claro es que sin el punto 1 no se tiene idea de si este aumento alcanza para 10, 5 o 1 año o nada (son 35 millones de incremento cada 2%) para un déficit de 1.000 millones y que hay variantes que hacen que sea evitable aumentar la edad o los aportes. Ni que hablar del margen de ahorro (para lograr mejores prestaciones) en Salud que se puede lograr volviendo a la época de los controles a prestadores cuando el director de Salud era el diputado mandato cumplido Jose Russo y se estudiaban las estadísticas de prestaciones, o que extrañamente el único sector que no tiene un sistema informatico integrado es el de internación, etc.etc.etc.

Fuente: Diariamente Neuquén

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*