Solidaridad Internacional con la KCTU de Corea del Sur

 

Este viernes la CTA Autónoma y dirigentes de Unidad Popular, se hicieron presentes en la Embajada de Corea en la Argentina para manifestarse en repudio de la condena arbitraria impuesta contra el presidente de la Confederación Coreana de Sindicatos (KCTU por sus siglas en inglés), Han Sang-gyun por organizar y participar en manifestaciones en 2014 y 2015; así como para rechazar la persecución a la que vienen siendo sometidos los trabajadores coreanos por salir a las calles a defender sus derechos.

Entre los dirigentes que se acercaron a acompañar esta gesta solidaria se encontraban Adolfo “Fito” Aguirre, Secretario de Relaciones Internacionales de la CTA Autónoma, Daniel Jorajuría, Secretario Gremial de la CTA Autónoma; Carlos Cúster, de la Secretaría Internacional de Unidad Popular, Mario Barrios, Secretario de Acción Social de la CTA Autónoma, Leo Vázquez, Secretario de Juventud de ATE Nacional, Mario Muñoz, Secretario Gremial de ATE Nacional; entre otros.

La manifestación contó con la participación de compañeros de la Confederación Latinoamericana de Trabajadores Estatales, compañeros de CTA Capital, de seccionales de ATE Berazategui, compañeros de la UST y del Astillero Rio Santiago, compañeros de ATE Hospital Moyano, entre otros.

A su vez, una delegación encabezada por Adolfo “Fito” Aguirre, Carlos Cúster y Daniel Jorajuría, fue recibida por el Cónsul Yun Jong Do para hacerle entrega de una nota de repudio a la condena contra el presidente de la KCTU, dirigida al Embajador Jong-Youn Choo.

CnaiU3WXgAALyWF-jpg-largeAl salir, Adolfo Aguirre tomó la palabra y afirmó: “estamos aquí reunidos los trabajadores argentinos para expresar solidaridad, para decirle a los compañeros de Corea que no están solos en su lucha por justos reclamos. Saldremos a las calles todas las veces que sea necesario para repudiar las prácticas que buscan estigmatizar y criminalizar la protesta. Estas prácticas van en contra de la organización de los trabajadores. Le expresamos al mundo que no permitiremos estas medidas, estos experimentos, ni allí ni acá, porque buscan someternos para impedir que reclamemos los derechos que nos corresponden como trabajadores”.

Los hechos

El 4 de julio, en Seúl, un tribunal de primera instancia condenó a Han, Sang-gyun, Presidente de la Confederación de Sindicatos de la República de Corea (KCTU), a 5 años de cárcel y una multa de 500.000 Wons (392 EUR). En su veredicto, el tribunal estableció que las acciones de la policía el día de la manifestación del 14 de noviembre de 2015, como ser la prohibición de las asambleas, las barricadas, la utilización del cañón de agua (excepto en el caso del granjero Baek), fueron legítimas. Mientras que, por otra parte, de acuerdo al tribunal, las acciones de Han son graves y, en su calidad de Presidente de KCTU, sobre él recae toda la responsabilidad de los hechos ocurridos durante dicha manifestación.

La ISP condena vehementemente esta decisión, que es contraria a los derechos humanos y a los derechos fundamentales del trabajo y va de contramano con los principios de una sociedad democrática. La ISP espera que la corte de apelaciones revea esta decisión y salvaguarde el libre ejercicio de la libertad sindical y los derechos civiles en Corea.

El proyecto de ley propuesto por el gobierno motivó durante 2015 una serie de protestas, incluida la multitudinaria manifestación del 14 de noviembre en Seúl que derivó en un enfrentamiento con la policía y causó más de un centenar de heridos.

A esta huelga se sumaron unos 74.000 trabajadores de 26 sindicatos miembros de la KCTU, incluidos los trabajadores de Hyundai y Kia, pararon. Otros 17.000 trabajadores sindicalizados salieron a las calles para unirse a las manifestaciones. La KCTU, uno de los sindicatos más militantes de Corea del Sur, había organizado previamente huelgas el 24 de abril y 15 de julio para oponerse a las nuevas leyes laborales. En la primera huelga participaron unos 260.000 trabajadores, y en la segunda 45.000.

En su llamamiento a la solidaridad con la KCTU, la organización Labour Start informa: “La policía ha detenido a nueve miembros y funcionarios del sindicato de Trabajadores de Servicios Públicos y del Transporte en las últimas dos semanas, y encarcelado a cinco funcionarios del sindicato de Trabajadores de la Construcción”.

La policía también allanó en forma violenta varias oficinas de la KCTU, así como sindicatos afiliados y sucursales regionales, confiscando ordenadores, documentos internos y discos duros.

Fuente: ACTA/ Prensa Secretaría de Relaciones Internacionales

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*