Del Frade: “No fue una tragedia, es parte de un negocio liberado”

El diputado provincial le apuntó a “los nichos de corrupción” al referirse a las muertes derivadas de la fiesta electrónica de Arroyo Seco por consumo de sustancias tóxicas. Consideró que “las cifras oficiales sobre este negocio nos toman de estúpidos”

Del-FradeEl periodista y diputado provincial por el Frente Social y Popular, Carlos Del Frade, habló este martes sobre las muertes ocurridas el fin de semana derivadas de la fiesta electrónica de Arroyo Seco por consumo de sustancias tóxicas, muy probablemente de las consideradas drogas de diseño. El legislador le apuntó a los “nichos de corrupción de los diferentes gobiernos” para “liberar este negocio”. Y sentenció: “Me niego a la palabra tragedia, esto es parte de un negocio liberado”.

“Lo primero que hay que decir que este es un negocio para-estatal y multinacional, sin la participación de nichos corruptos de distintos gobiernos es imposible que se pueda comercializar la metanfetamina o pastillas de éxtasis como sucedió en Arroyo Seco o en la anterior fiesta en Metropolitano”, describió Del Frade en contacto con el programa A Diario (Radio 2).

Respecto de las políticas aplicadas, indicó que “la reducción de daños es solo para el que es narco y vende pastillas en estos lugares”.

El diputado aportó datos oficiales que contextualizan las muertes del fin de semana: “Las Naciones Unidas saca todos los años un informe sobre narcotráfico; en los últimos cinco años la Argentina aparece como proveedora de metanfetamina, de droga de diseño y por supuesto de éxtasis, a Europa y Asia”, relató.

Y luego agregó que “no somos solamente los terceros exportadores de cocaína a Europa -primero está Colombia y segundo está Brasil-, ahora también somos proveedores de drogas de diseño”.

El periodista rosarino consideró que “este es un negocio nacional de exportación que siempre se ha mirado de costado por parte de los nichos que colaboran de manera corrupta desde los diferentes gobiernos”.

“Una cargada”

El diputado provincial dijo que “según el último informe del ministerio de Seguridad de la Nación que conduce la señora Patricia Bullrich, en 2015 se secuestraron en todo el país 21.749 comprimidos de éxtasis; ¿sabén cuántos en la provincia de Santa Fe? Uno. Es una cargada, nos toman de estúpidos”.

Del Frade indicó que “esto, que está como cifra oficial, marca hasta dónde llega la corrupción en este tema”.

“Cuando se promocionan las fiestas electrónicas se sabe que son lugares en los que se va a consumir, los vendedores van a estas fiestas y hacen lo que quieren, entonces hay una complicidad de ciertos nichos del Estado”, aseguró.

El autor del libro sobre narcotráfico “Ciudad blanca, crónica negra” recordó que “el año pasado el Concejo Municipal, con la idea de reducir daños, puso gente de la secretaría de Salud Pública para asistir a los que consumen éxtasis en estas fiestas”. Y opinó que “eso es algo así como la legalización de hecho del negocio de las pastillas para chicas y chicos que pueden pagar entre 300 y 2.000 pesos como en la fiesta de Arroyo Seco, mientras en los barrios no hay ningún tipo de control sanitario para los que consumen cocaína y marihuana de mala calidad”.

“Lo que queda claro es que estos muchachos no murieron por lo que significa el consumo, murieron por la libertad absoluta que tiene el narcotráfico que tiene lugares habilitados e incluso controlados para los consumidores para que el que hace negocio tenga más tranquilidad y libertad para hacerlo”, afirmó.

“Para mí es un plan deliberado, es un negocio de arriba hacia abajo. Me niego a la palabra tragedia, esto es parte de un negocio liberado”, finalizó.

También desde el Colectivo “Ni un pibe menos por las drogas” de San Nicolás, emitieron un comunicado que reproducimos a continuación:

lucasLucas Liveratore, nicoleño, tenía 34 años. La noche del 31 asistió a la fiesta electrónica de Punta Stage en Arroyo Seco; al día siguiente, fue encontrado por su tío, sin vida, en el departamento donde vivía sólo. Todo apunta a que habría consumido éxtasis, la misma droga que se llevó la vida de Giuliana, de 20 años, quien había asistido a la misma fiesta.
Desde el movimiento “Ni un Pibe Menos por la Droga” nos solidarizamos con su familia, y planteamos enérgicamente que el Estado es el gran responsable. Que el problema de la droga no es un probl
ema de consumo individual sino de índole social, que en estos momentos golpea fuertemente a la juventud.

La droga –y en ellas no diferenciamos a las drogas “blandas” como la marihuana, de las “duras” como la cocaína- son en primer lugar un gran negocio. Negocio en el que el poder político tiene metidas las manos hasta el fondo. Del cual son cómplices los gobernantes, la policía, los jueces y los empresarios.

Es también un veneno que intoxica nuestros cuerpos, pero también nuestras mentes. Con la marihuana, la cocaína, el éxtasis, el paco, las clases dominantes buscan que la juventud, que es naturalmente rebelde, se duerma, se calle y no se organice para luchar. Y a esto lo hacen metiendo la idea de que la diversión sólo puede ser a través de su consumo.
Por todo esto es que celebramos la Ley de Emergencia en Adicciones, pero entendemos que no alcanza. Que es necesaria su implementación con urgencia y al mismo tiempo la profundización de medidas que combatan este flagelo:

• Centros de prevención y de tratamiento de las adicciones gratuitos, públicos y universales.
• Incremento del presupuesto para cultura, educación y deporte, levantando la bandera de NO A LA DROGA.
• Investigación a fondo y sin concesiones de todos los implicados en el negocio de la droga.

No somos ingenuos y sabemos que el poder político no va a ir a fondo con estas medidas, debido a su complicidad. Por eso convocamos a todos los sectores que quieran sumarse: clubes barriales, comisiones de barrio, partidos políticos, iglesias, escuelas, sindicatos, etc., a darle más amplitud a este movimiento y encarar una lucha profunda contra este veneno que afecta principalmente a la juventud.

NI UN PIBE MENOS POR LA DROGA
SAN NICOLÁS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*