“Hay condiciones para generar a nivel local un gran frente popular y progresista”

 

Facundo Villalba es un joven militante social y político marplatense. Trabajador del H.I.G.A. (Hospital Interzonal General de Agudos), delegado gremial de ATE (Asociación Trabajadores del Estado) y, actualmente, referente local de la Unidad Popular. Para conocer su opinión y la visión que tienen desde su espacio acerca de la actualidad política y la situación social (a nivel nacional y local) este medio le realizó una entrevista en la que nos aportó las siguientes consideraciones:

apache

A un año de la gestión de Mauricio Macri, ¿Qué evaluación hacen desde la Unidad Popular de este gobierno?

“La llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada corporiza una dura derrota para todo el campo popular, por primera vez los grupos concentrados de la economía gobiernan los destinos del país a través de un representante directo de ellos y encima en un mandato que surge del voto popular.

Esta situación amerita una profunda reflexión por parte de los sectores populares y progresistas, tanto de los que durante los últimos doce años han optado por ser parte del FPV, como de aquellos que hemos intentado construir diversas experiencias por fuera de ese espacio.

El primer año de la gestión de Cambiemos demostró con claridad que este gobierno vino a profundizar la matriz dependiente de la economía argentina, a favorecer a los sectores concentrados de la economía, particularmente, los vinculados a la exportación de commodities y al sector financiero, y como consecuencia de ello, a destruir a las pymes y sectores de la industria que en los últimos años se habían desarrollado en forma incipiente.

Por otro lado, el gobierno ha intentado avanzar en lo que desde ATE se ha calificado como la “tercer reforma del Estado”, que tras la promesa de la “modernización” o la “optimización de los recursos”  esconde una clara intención de achicar al Estado a su mínima expresión, en particular, en áreas que tienen que ver con la promoción y protección de derechos.

Por suerte, las intenciones del gobierno se han encontrado también con un alto grado de organización del pueblo y con un nivel de madurez política, en importantes sectores, que ha permitido resistir, frenar y hasta obtener victorias parciales. La temprana reacción de los estatales encabezada por ATE y continuada por otros sectores, la gran movilización del 7 de agosto que forjó una importante alianza entre la CTEP, CCC y Barrios de Pie, las movilizaciones  contra los tarifazos,  la marcha federal y recientemente, el parazo de los trabajadores científicos y becarios del CONICET y el Ministerio de Ciencia y Tecnología, son algunos de los ejemplos que nos dejó el año pasado, de que cuando se peleó en unidad y se interpeló de forma correcta a la sociedad, se le pudo torcer el brazo al gobierno.”

¿Cuál es la situación de los trabajadores? ¿Y de los sectores más humildes?

“Los trabajadores y los sectores más humildes fuimos los primeros en sufrir las consecuencias de la política macrista. La situación de precariedad, el  alto nivel de trabajo en negro y los importantes bolsones de pobreza preexistentes más la decisión del nuevo gobierno de enfriar la economía, desalentando el consumo, los tarifazos y la apertura de importaciones resultaron un combo fatal, que en un año generó 2.000.000 de nuevos pobres y una crisis social que resulta imposible disimular.”

¿Qué perspectivas tienen para este año 2017?

“Las perspectivas para el 2017 no son nada alentadoras, los recientes cambios en el gabinete muestran que el gobierno nacional busca profundizar el ajuste y, ante el fracaso de la tan anunciada “ola de inversiones”, también intentará contraer más deuda en el exterior. Por otro lado, la caída en el consumo generará más pérdidas de empleos en el sector privado y en el Estado el gobierno buscará cerrar paritarias de alrededor del 18%, suma que no permitirá recuperar el poder adquisitivo que los trabajadores han perdido notablemente durante los últimos tres o cuatro años y en particular, durante el último.”

¿Cuál consideran que es el camino para construir una alternativa a este proyecto neoliberal?

“La construcción de una alternativa al proyecto neoliberal, debe darse a partir de una revisión de las experiencias populares y neodesarrollistas de la última década. A su vez, tenemos que hacernos una pregunta, que para nosotros es central, ¿es posible construir una mayoría que permita que los trabajadores y el Pueblo gobernemos nuestro propio destino? Con quienes opinen que sí, que es posible, que podemos y debemos animarnos a construir un camino como diría Germán Abdala, “propio”, debemos ponernos a trabajar en la construcción de un programa que dé respuesta a las grandes problemáticas de la Argentina y que refleje las grandes demandas de nuestro Pueblo.

Nosotros no creemos en los atajos, buscando atajos los argentinos ya perdimos demasiado tiempo, para nosotros es un momento de “parar la pelota” y encontrar un horizonte colectivo para el campo popular que nos marque un camino a transitar, en el cual forjemos niveles de unidad profundos cimentados en ese programa y en la confianza lograda al calor de las luchas y no en amontonarnos detrás de tal o cual candidato.”

Y respecto a lo local, ¿qué visión tienen de la gestión del intendente Carlos Arroyo?

La gestión del intendente Arroyo es deficitaria por donde se la mire. No solo le ha costado casi un año poder estabilizar un gabinete, sino que aún no ha podido dar respuestas a las denuncias de las organizaciones por los recortes en materia de Cultura, Educación y Salud.

Por otro lado, de las promesas de campaña no ha cumplido ninguna, en lugar de “bajar los impuestos”, el 2017 llegará con importantes aumentos en las tasas municipales y Obras Sanitarias, del gabinete “mínimo y necesario” a una planta política colmada de familiares, de las críticas al “pultismo” a repetir las mismas recetas para poder hacer frente a gastos corrientes como salarios municipales, de la crítica a los “dueños de la ciudad” pasó a la sumisión ante Aldrey y las Empresas del Transporte por solo mencionar algunas.”

¿Cuál es el diagnóstico de la situación de Mar del Plata respecto a lo social, a lo productivo, etc.?

“En términos sociales la ciudad está destruida. Si bien es cierto que desde hace años encabezamos todos los rankings en cuanto a niveles de desocupación, el 2016 comenzó con un temporada muy mala, una importante baja de los niveles de consumo y una fuerte caída en la construcción, esto sumado a la crisis crónica de la pesca dio como resultado un combo fatal.

Por otro lado, entendemos que en la última década nuestra ciudad creció exponencialmente, pero este crecimiento no fue acompañado por el Estado, y fuera del ejido urbano miles de marplatenses y batanenses carecen de servicios públicos esenciales y ni hablar del deficitario servicio de transporte.”

¿Qué propuestas tienen desde la Unidad Popular para superar estas problemáticas?

“Superar estas problemáticas, en particular la del empleo, implica respuestas que no se limitan al ámbito local. En cuanto a la pesca, uno de los sectores que más puestos de trabajo (directos e indirectos) ha generado históricamente, consideramos fundamental, y acompañamos la propuesta del SAON (Sindicato Argentino de Obreros Navales) local, de una renovación de la flota pesquera que permita no solo reactivar la industria naval sino también brindar mayor seguridad a los trabajadores embarcados. A su vez, desde el Frente Popular ya hemos señalado la importancia de que todo el pescado se procese en tierra y que la exportación se realice con el recurso ya procesado. Esto generaría miles de puestos de trabajo.

A su vez, creemos que es importante que, en un contexto de recesión como el actual, se tomen medidas para sostener a las pequeñas y medianas empresas, con excepciones impositivas, como así también para la economía popular. Lamentablemente en Mar del Plata,  proyectos de suma importancia como el REPUPA (Registro de Pequeñas Unidades Productivas Alimenticias) duermen el sueño de los justos, mientras que el gobierno continúa creyendo que sosteniendo los privilegios a los grandes empresarios “la copa derramará” y la realidad es que esta política hace rato fracasó.”

Y desde el punto de vista político, ¿cuál es el camino para poder llevarlas a la práctica? ¿qué construcción política hay que realizar a nivel local? ¿qué alianzas políticas y con qué sectores consideran que hay que construir para que la alternativa a Arroyo no sean los radicales u otras opciones de Cambiemos?

Durante el 2016, desde Unidad Popular y el Frente Popular (espacio que compartimos con el PTP y Emancipación Sur) hemos realizado una serie de reuniones con diversas fuerzas del campo popular. Durante las mismas intercambiamos visiones y propuestas, y el balance que hacemos es que hay condiciones para generar a nivel local un gran frente popular y progresista que se oponga a la política de Cambiemos. El límite para que esto se dé lo pone, por un lado, la política nacional y provincial, y por otro, la intención de algunos sectores de comenzar la discusión por las candidaturas, lo cual para nosotros es poner el carro por delante del caballo.

Nosotros pensamos que hay un marco de alianza que debiera ser el natural y que es el que se ha expresado en las calles durante el 2016. Ojalá que esto pueda darse. De nuestra parte, ya hemos hecho expresa nuestra voluntad.”

Fuente: Revista Cabecitas Negras

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*