Víctor De Gennaro: “Este gobierno está generando una fábrica de pobres”

Así se expresó el líder del partido Unidad Popular (UP) en diálogo con REALPOLITIK. Víctor De Gennaro se refirió al trabajo de investigación que realizaron en la provincia para determinar las continuidades y rupturas en los gobiernos, y la situación socioeconómica. “Prácticamente la mitad de los pibes son pobres”, aseguró.

A continuación, la entrevista completa.

247480219degennaro

– ¿De qué se trata este trabajo que hicieron desde Unidad Popular en la provincia de Buenos Aires?

– En Unidad Popular se está conformando el centro de estudios especializados en el análisis sobre la realidad social, económica, política;  y se va camino a organizar la estructura técnica suficiente como para plantear distintas propuestas y alternativas.

Hay un equipo de cuadros técnicos que ha presentado un primer informe: abarca la situación poblacional, laboral y de pobreza o indigencia en la provincia de Buenos Aires. Esto va hacia la publicación, en las primeras semanas de marzo, de un informe sobre rupturas y continuidades entre la gestión de Daniel Scioli y María Eugenia Vidal. Se va a complementar con las estructuras de la política económica y judicial en las próximas semanas.

– Una de las conclusiones de esta primera parte del trabajo es que la mitad de los niños bonaerenses están en situación de pobreza…

-Así es. Este primer informe se basa en la población y en el análisis laboral y de la pobreza – indigencia. Se puede ver con toda claridad que la provincia de Buenos Aires, durante el segundo trimestre de 2015, hubo 530 mil pobres nuevos.

Hay una variación de 5 millones 293 mil pobres a 5 millones 824 mil. O sea, 530 mil pobres nuevos en la provincia. Con esta política estamos casi en 3 mil pobres nuevos por día durante esos meses.

Ocurre que esos pobres, mayoritariamente, son pibes; hoy en la provincia hay 1 millón 197 mil pibes de los cuales 500 mil son pobres. Prácticamente la mitad de los pibes son pobres.

– Hablan de continuidades y rupturas en los gobiernos, ¿qué diferencias identificaron entre Scioli y Vidal?

-Esta gestión ha agravado la situación.  En el tema laboral se han perdido 111 mil puestos de trabajo en la provincia de Buenos Aires, han aumentado los pobres y podríamos decir – aunque no está todavía publicado- que con Scioli estábamos mal (de hecho era una situación lamentable) pero esto se agravó, se profundizó.

Hay una continuidad para peor de las políticas anteriores en estos sectores. Vamos a publicar en los próximos días algo de lo que está pasando en la estructura económica, presupuestaria y jurídica.

Si vemos el Presupuesto que aprobó el gobierno de Vidal -lamentablemente aprobado también por los partidos de oposición; hay un pacto de gobernabilidad importante con el Frente Renovador, el GEN, la UCR, el FpV que aprobaron este número con bajas en Salud, Desarrollo Social- observamos que aumenta significativamente el endeudamiento de la provincia.

Hay una situación mucho peor para los bonaerenses y diría más: hoy en día a nivel laboral no solamente hay una tasa de aumento de la desocupación sino que hay una expresión de búsqueda de trabajadores que tienen empleo pero no les alcanza, que presiona mucho más.

Hoy los desocupados en la provincia de Buenos Aires son 800 mil, pero los ocupados que demandan empleo -porque no les alcanza para vivir- son 1 millón 300 mil. Y los subocupados son 979 mil. Casi 1 millón 700 mil personas están presionando para buscar empleo.

– Usted pertenece también a la Comisión Provincial de la Memoria (CPM), que ha expresado en estos últimos días una alerta por el incremento de la represión policial en el territorio bonaerense…

-Hay una clara actitud de ilegalizar cada vez más los reclamos que se están llevando adelante. Fuimos muy firmes para repudiar cuando el gobierno anterior aprobaba la ley Antiterrorista, por ejemplo -que hoy intenta ser usada por distintos jueces para reprimir a los pueblos originarios y distintos sectores sociales.

También cuando presentamos el informe contra la tortura en los últimos diez años mostrando cómo la política criminal que se llevaba adelante en las cárceles era cada vez mayor. Ahora lo que observamos es un aumento en todo esto.

Como se está generando mayor pobreza, mayor desocupación y pérdida en la distribución del ingreso, evidentemente hay un aumento de la represión. Esto hay que ponerlo con toda claridad: no se resuelve la seguridad de la gente con mayor represión a los sectores populares.

Invito a todos los lectores a que busquen en Google el ranking de los diez países más seguros del mundo. Ahí les va a salir Islandia, Noruega, Suecia, Bélgica, Holanda… No inventamos nada: ahí hay salud socializada, educación gratuita y pública en todos los niveles, trabajo genuino y en blanco, y posibilidad de tener vivienda.

Una sociedad segura es aquella en donde se garantizan los derechos fundamentales de la gente, y no como hace este gobierno que está generando una fábrica de pobres, mano de obra barata para los narcotraficantes y los empleadores que buscan precariedad laboral aumentando sus tasas de ganancia llevándose los recursos; y no un genuino proceso de libertad y desarrollo social.

Fuente: Mariana Sidoti; www.realpolitik.com.ar) 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*