Las declaraciones de la Ministra Bullrich y la sumatoria de repudios

Desde Unidad Popular Mar del Plata, repudian las declaraciones vertidas por la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich, en torno al accionar del agente de la Policía Bonaerense Chocobar y a la “doctrina” que desde su cartera pretenden instalar.

Las declaraciones de la Ministra, por un lado, resultan una incitación a la violencia y a la comisión de delitos por parte de las fuerzas de seguridad y por el otro no hacen mas que explicitar los que las organizaciones populares venimos denunciando desde hace tiempo: el gobierno es responsable del recrudecimiento de la violencia policial y del aumento exponencial de los casos de gatillo fácil registrados durante la gestión Cambiemos.

Esta faceta represiva no puede deslindarse del modelo economico instaurado por el gobierno de Mauricio Macri y los CEOs. El ajuste y la brutal transferencia de recursos hacia los grupos concentrados, necesitan de la represión y la violencia para intentar disciplinar al pueblo, así lo demuestran las cacerias desatadas en plena Capital Federal contra quienes nos manifestamos por Santiago Maldonado o contra la reforma previsional, o los megaoperativos que militarizan las fabricas o sectores de trabajo donde se anuncian despidos, por citar solo algunos ejemplos.

Estas expresiones, sumadas a las referidas a la pena de muerte que se han propagado por los medios de comunicación hegemónicos, impulsados por las esferas de poder y desde allegados al gobierno

Cambiemos como el asesor Duran Barba, proyectan un alerta insoslayable para las organizaciones del campo popular, ya que configuran supuestos de gravedad institucional, toda vez que legitiman el accionar criminal de las fuerzas de seguridad e intentan confundir a la sociedad instalando un falso debate sobre medidas que, por un lado ya han fracasado en distintos lugares del mundo y que por otro lado son violatorias de nuestra propia Constitución y del Pacto San José de Costa Rica, que en su artículo 4 prevee expresamente que :“No se restablecerá la pena de muerte en los Estados que la han abolido“.

A su vez, sabemos quienes fueron, son y serán, a mayor escala, blancos de estas practicas, lxs pibxs de las barriadas, lxs pibes pobres, lxs que usamos gorra, lxs que militamos, aquellos a quienes el olfato policial detecta, selecciona y secuestra en la maquinaria penal o somete al estado de excepción, a ese estado paralelo que supone la dicotomía entre ciudadanos, iguales, de bien y los enemigos, los diferentes, los que hay que exterminar, donde no hay ley que valga, donde no hay garantías.

Facundo Villalba

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*