“Antes del FMI, 1.750.000 desocupados y 4.700.000 personas que buscan trabajo cotidianamente”

Presentamos el Informe sobre los datos laborales presentados por el Indec, elaborados por Claudio Lozano y el equipo del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP).

Para Lozano, “los datos presentados por el Indec no solo no son halagüeños por lo que indican, sino porque son datos previos a la caída de la actividad económica resultante de la corrida cambiaria y financiera de abril y mayo, y de los efectos que sobre la economía en su conjunto tendrá la carta de intención firmada por el gobierno nacional con el FMI. Del material que  aquí presentamos surgen las siguientes conclusiones.

Resulta sumamente preocupante que en un trimestre donde el PBI creció un 3,6%, la desocupación se ubique en el 9,1% afectando a más de 1.700.000 personas. Y, peor aún, que sea el 24,4% de la PEA (4.700.000 personas) los que busquen trabajo cotidianamente. Más preocupante todavía cuando el escenario económico abierto por la corrida cambiaria y el acuerdo con el Fondo indica que la perspectiva de la actividad económica no es la de seguir subiendo sino la de ingresar en una fase recesiva. Si la desocupación es del 9,1% con un PBI creciendo al 3,6%, ¿qué desocupación tendremos si la economía no crece?

La dinámica del empleo durante el gobierno de Macri ha tenido hasta el momento un desempeño deficiente. El mismo se mantuvo estancado durante el período anual comprendido entre el segundo trimestre de 2016 y el segundo trimestre de 2017, la recuperación vivida en materia de empleo durante la segunda mitad del año 2017 no tuvo prácticamente efectos sobre la desocupación (en el primer trimestre de 2017 la desocupación se ubicó en el 9,2% y en el cuarto trimestre de 2017 bajó a 7,2%), y los resultados del primer trimestre de 2018 indican serias dificultades para sostener el empleo durante el curso del presente año (la tasa de desocupación volvió al 9,1%, prácticamente el mismo nivel que tenía en el primer trimestre del 2017).

Durante el período de generación de empleo (tercer y cuarto trimestre del 2017) aproximadamente ocho de cada diez ocupaciones nuevas fueron modalidades de autoempleo (cuentapropismo, monotributistas sociales), o bien trabajo asalariado no registrado. De las 666,5 mil ocupaciones generadas durante el año 2017 280 mil fueron cuentapropistas (41,2%) y 224,4 mil fueron contrataciones asalariadas informales (el 33,6%). El resto del empleo generado fue a partir del rol empleador del Estado. 

La particularidad de estos primeros tres meses de este año 2018 es que invierte el comportamiento ocupacional de los trimestres generadores de empleo del año 2017. En concreto, si durante el periodo de recuperación de empleo estuvo asociado a la extensión del cuentapropismo y la informalidad laboral, el primer trimestre del año evidencia la caída del empleo a partir justamente del retroceso de dichas categorías laborales”.

DATOS LABORALES DE LA ARGENTINA

AL PRIMER TRIMESTRE 2018

Antes del FMI

1.750.000 desocupados y 4.700.000 personas que buscan trabajo cotidianamente

                                               BASE ESTADÍSTICA

SAMANTHA HORWITZ -JAVIER RAMERI – IGNACIO LÓPEZ MIERES 

INVESTIGADORES

TOMÁS RAFFO – GUSTAVO LAHOUD-ALEJANDRO LÓPEZ MIERES –

HORACIO FERNÁNDEZ – MARIANA RIVOLTA 

COORDINACIÓN

CLAUDIO LOZANO

EL MERCADO LABORAL AL PRIMER TRIMESTRE 2018

  1. Breve descripción trimestral

Las tasas del mercado laboral correspondientes al primer trimestre 2018 implican, respecto del último trimestre del año anterior, un menor nivel de empleo y una mayor desocupación. La caída de la tasa de empleo (del 43% al 42,4%), si bien no resulta significativo en términos estadísticos, promovió el aumento de carácter significativo de la tasa de desocupación alcanzando uno de los picos máximos de la serie, el 9,1%. Si bien la existencia del efecto estacional propia de los primeros meses del año pueden haber afectado la dinámica laboral trimestral, no resulta posible -con los elementos disponibles- establecer cuánto de la misma obedece a ello o bien, estaría también acentuado por la persistencia de una coyuntura laboral desfavorable.

No obstante el impacto estacional, el aumento trimestral de la “desocupación encubierta” que comprende al conjunto de ocupados demandantes de otro empleo, del 14,7% al 15,3%, permite vislumbrar las limitaciones que plantea un mercado de trabajo que genera empleo incapaz de colmar las expectativas de la población activa. De esta manera, la presión de la fuerza laboral sobre las oportunidades existentes se vio incrementada sustancialmente al pasar del 22% al 24,4% con los consecuentes impactos nocivos en materia de ingresos y condiciones de trabajo.

En pocos términos, durante el transcurso de los primeros meses del año el escenario derivó en un mercado laboral con un nivel de empleo menor, una mayor desocupación y una extensión del desempleo encubierto que devela el carácter insuficiente de las  oportunidades de inserción. 

  1. Breve descripción interanual

La lectura interanual respecto al primer trimestre 2017 revela, sin embargo, una recuperación del nivel del empleo del 3,8% (la tasa pasó del 41,3% al 42,4%) conforme a la generación de 640 mil nuevas ocupaciones. No obstante el incremento del empleo, el descenso de la tasa de desocupación no fue estadísticamente significativo y paso del 9,2% al 9,1%. Esta escasa incidencia, en términos de tasa se traduce en números poblacionales en un incremento de la población desocupada en 52.049 personas.

La creciente esterilidad, que se viene observando desde mitad del año 2017 del proceso de generación de empleo, con respecto a la resolución de la desocupación responde a la existencia de un nivel alto y creciente en la actividad de la población en el mercado laboral. Lo anterior, sin lugar a dudas, como resultado de la presión que ejerce un contexto de ajuste sobre las condiciones de vida de la población, vía el encarecimiento del costo de vida y retraso salarial, disponen a los miembros de los hogares a desplegar al máximo las actividades de búsqueda.

Por otro lado, al igual que se verifica en el trimestre, la demanda de empleo al interior de los ocupado en el año, también presenta un incremento (del 12,7% de la tasa) develando nuevamente la baja calidad en términos de ingresos o condiciones de trabajo de las nuevas ocupaciones recientemente generadas.

  1. Repaso del período 2016-2018

Conviene recordar que el resultado descrito para la dinámica interanual  -de aumento del empleo- está fuertemente determinado por lo ocurrido durante la última mitad del año 2017, período de tan sólo dos trimestres en el cual se concentró el aumento del empleo de la serie que hasta el momento publica el INDEC. Concretamente, durante el cuarto trimestre 2017 se alcanzó el pico máximo del 43%. Sin embargo, la caída de los primeros meses del corriente año repliega este nivel récord al tercer trimestre 2017.

Como se señaló oportunamente, el período de mayor generación de ocupaciones que se concentró en los dos últimos trimestres del año 2017. Particularmente durante el tercer trimestre se agregaron 440.770 ocupaciones más y en el cuarto se incorporan 293 mil más. En este marco, la desocupación descendió pero a un ritmo menor. Mientras el acumulado semestral de crecimiento del empleo fue de 734 mil ocupaciones más, el descenso de la población desocupadas fue de 240 mil personas, es decir, sólo el 32,7% de la generación de la recuperación del empleo impacto en la desocupación.

Esta mayor presión sobre un mercado laboral que dispone de un excedente de fuerza laboral desempleada redundó en que, a pesar de la generación de 666.522 ocupaciones más en todo el año 2017, la reducción de la población desocupada fue de apenas 14.799. La brecha que distancia la dinámica entre ambos indicadores implica que la caída de en la cantidad de desocupados representa una tercera parte de lo verificado para el crecimiento del empleo (-1,1% vs 3,9%) escenario que, como se mencionó más arriba, obedece a una mayor participación de la población en el mercado laboral conforme al despliegue de estrategias de búsqueda de ingresos por parte de los miembros de los hogares para sostener sus condiciones de vida.

Lo anterior implica una reversión del comportamiento observado durante la mayor parte del año 2016 en que se verificaba, por el contrario un refugio en la inactividad, producto del efecto desaliento en el marco de un estancamiento de oportunidades laborales. Esta situación operaba de fondo y permitía contener la tasa de desocupación en un contexto de retracción del empleo formal.

Al evaluar la dinámica interanual al primer trimestre del 2018, se observa que si bien se sostiene un proceso de aumento en el nivel de empleo, éste se desacelera respecto al verificado hasta fin del año pasado (640 mil vs 666,5 mil) mientras la desocupación aumenta en términos poblacionales a pesar de la reducción de la tasa (52.049 desocupados más. Por lo tanto, se refuerza la conclusión anterior sobre el carácter insuficiente del ciclo vigente de generación de empleo, que no sólo muestra signos tempranos de agotamiento, sino que también en el marco de las crecientes necesidades de inserción laboral de la población, no logra dar respuestas satisfactorias. 

Para ponerlo en términos sencillos, la dinámica del empleo hasta el momento ha tenido un deficiente desempeño: mientras se mantuvo estancado durante el período anual comprendido entre los II trimestre 2016-2017, la recuperación de la segunda mitad del año 2017 parece no tener suficiente efecto sobre la desocupación y serias dificultades para sostenerse en el año 2018.

  1. La composición del empleo

Lo interesante de destacar es que durante el período de mayor crecimiento del empleo tuvo lugar un cambio de composición signado por la  mayor presencia de las estrategias de autoempleo de la población (cuentapropismo) y una extensión de las relaciones salariales informales, en un contexto de escasas oportunidades de empleo de carácter formal. De las 666,5 mil ocupaciones generadas durante el año 2017 (4to trimestre 2017 vs. 4to trimestre 2016) 280 mil fueron cuentapropistas (el 41,2%)  y 224,4 mil fueron contrataciones asalariadas informales (el 33,6%).

¿Qué tuvo de distinto el último trimestre del año 2017? Se observa, a diferencia de lo ocurrido hasta el momento, una recuperación del segmento de los asalariados registrados pertenecientes al sector público. La  presencia de puestos de trabajo asalariados formales pasaron a representar el 70,4% (206 mil de los 293 mil) de las ocupaciones nuevas. De todos modos, el fenómeno de la informalidad en las nuevas relaciones asalariadas no cesó y continuó en aumento aunque a un ritmo menor pero todavía con una injerencia importante al verificarse que uno de cada cuatro nuevas ocupaciones fueron asalariadas no registradas. Una característica de esta extensión de las relaciones salariales formalizadas en el trimestre consiste en una importante cantidad de incorporaciones en la planta del sector público en tanto el sector privado continúa en un estancamiento general.

La evolución interanual al 4to trimestre 2017 mantiene la tendencia anteriormente explicada de extensión de las modalidades de autoempleo de la fuerza laboral (el 41,9% del empleo generado) y mayor avance en la informalización de las relaciones salariales (33,6%). La diferencia respecto a las conclusiones de los períodos interanuales anteriores se ubica en que la retracción que se observaba en el segmento de los asalariados registrados, conforme a lo verificado en el último trimestre, se presenta ahora no como caída sino como un estancamiento (o marginal incremento que lo lleva a representar el 27% de las nuevas ocupaciones). 

 En síntesis, durante el año 2017, aproximadamente 8 de cada 10 ocupaciones nuevas  fueron modalidades de autoempleo o bien, trabajo asalariado no registrado mientras el resto tuvo lugar a partir del rol de empleador del Estado.

¿Cuáles fueron las categorías ocupacionales más perjudicadas por la caída del empleo durante el 2018?

La particularidad de los primeros tres meses del año 2018 es la de disponer de un comportamiento inverso al verificado hasta entonces. Esto significa que mientras el período de recuperación del empleo estaba asociado con la extensión del autoempleo y la informalidad laboral y particularmente en el último trimestre una extensión de los empleados públicos, durante este período presente de caída del empleo en el 2018, la retracción se explica por  el retroceso de aquellas categorías.

Conforme al resultado que transitoriamente refleja el primer trimestre del corriente año, la composición del cuadro laboral se vuelve menos precaria que lo verificado hasta el año 2017. Así, durante el empleo generado durante el último año (1er trimestre 2018 vs. 1er trimestre 2017) se observa prácticamente una equiparación entre la proporción asimilable con categorías precarias con las formales. Lo destacable resulta ser que tal descenso de la incidencia de la precariedad en la fuerza laboral, no está vinculada con un fenómeno de formalización de los puestos de trabajo sino por el contrario, tiene lugar conforme a un escenario de retroceso del empleo que encuentra en las modalidades precarias su variable de ajuste.

  1. ANEXO DE CUADROS

 

Cuadro Nº 1.1: Tasas básicas del mercado laboral al 1º Tri 2018. Total Nacional.

  Tasas Población
Actividad 46,7% 19.132.709
Empleo 42,4% 17.382.478
Desocupación 9,1% 1.750.232
Subocupación 9,8% 1.873.029
Subutilización laboral 18,9% 3.623.260

Fuente: Elaboración propia en base a datos de INDEC.

 

Cuadro Nº 1.2: Evolución anual de las tasas del mercado laboral. 1º Tri 2017 vs 1º Tri 2018. Total Nacional.

  1º Tri 2017 1º Tri 2018 Variación
Tasas Población Tasas Población Cantidad %
Actividad 45,5% 18.442.052 46,7% 19.132.709 690.658 3,7%
Empleo 41,3% 16.742.391 42,4% 17.382.478 640.086 3,8%
Desocupación 9,2% 1.698.182 9,1% 1.750.232 52.049 3,1%
Subocupación 9,9% 1.832.677 9,8% 1.873.029 40.352 2,2%
Subutilización laboral 19,1% 3.530.859 18,9% 3.623.260 92.401 2,6%

Fuente: Elaboración propia en base a datos de INDEC.

 

Cuadro Nº 1.3: Evolución trimestral de las tasas del mercado laboral. 4º Tri 2017 vs 1º Tri 2018. Total Nacional.

  4º Tri 2017 1º Tri 2018 Variación
Tasas Población Tasas Población Cantidad %
Actividad 46,4% 18.943.611 46,7% 19.132.709 189.099 1,0%
Empleo 43,0% 17.575.746 42,4% 17.382.478 -193.269 -1,1%
Desocupación 7,2% 1.367.864 9,1% 1.750.232 382.367 28,0%
Subocupación 10,2% 1.928.648 9,8% 1.873.029 -55.619 -2,9%
Subutilización laboral 17,4% 3.296.513 18,9% 3.623.260 326.748 9,9%

Fuente: Elaboración propia en base a datos de INDEC.

Cuadro Nº 1.4: Secuencia trimestral e interanual de los principales indicadores del mercado laboral. 2º Tri 2016 al 1º Tri 2018.  Total Nacional.

  Ocupados Desocupados Inactivos Población Urbana Población potencialmente activa
2º Tri 2016 16.732.026 1.719.246 21.690.538 40.141.810 18.451.272
3º Tri 2016 16.937.090 1.577.568 21.731.775 40.246.433 18.514.658
4º Tri 2016 16.909.225 1.382.664 22.059.167 40.351.056 18.293.364
1º Tri 2017 16.742.391 1.698.182 22.079.324 40.519.898 18.442.052
2º Tri 2017 16.841.967 1.608.079 22.174.641 40.624.687 18.450.046
3º Tri 2017 17.282.737 1.563.634 21.882.008 40.728.380 18.846.371
4º Tri 2017 17.575.746 1.367.864 21.888.462 40.832.073 18.943.611
1º Tri 2018 17.382.478 1.750.232 21.849.045 40.981.754 19.132.709
Diferencias trimestrales
2º Tri 2016 vs 3º Tri 2016 205.064 -141.678 41.237 104.623 63.386
3º Tri 2016 vs 4º Tri 2016 -27.865 -194.904 327.392 104.623 -221.294
4º Tri 2016 vs 1º Tri 2017 -166.833 315.518 20.157 168.842 148.688
1º Tri 2017 vs 2º Tri 2017 99.576 -90.103 95.316 104.789 7.994
2º Tri 2017 vs. 3º Tri 2017 440.770 -44.445 -292.632 103.693 396.325
3º Tri 2017 vs. 4º Tri 2017 293.009 -195.770 6.454 103.693 97.239
4º Tri 2017 vs. 1º Tri 2018 -193.269 382.367 -39.417 149.681 189.099
Diferencias interanuales
2º Tri 2016 vs 2º Tri 2017 109.941 -111.167 484.102 482.876 -1.226
3º Tri 2016 vs 3º Tri 2017 345.647 -13.934 150.233 481.946 331.713
4º Tri 2016 vs 4º Tri 2017 666.522 -14.799 -170.705 481.017 650.247
1º Tri 2017 vs 1º Tri 2018 640.086 52.049 -230.279 461.856 690.658
Var. % interanual
2º Tri 2016 vs 2º Tri 2017 0,7% -6,5% 2,2% 1,2% 0,0%
3º Tri 2016 vs 3º Tri 2017 2,0% -0,9% 0,7% 1,2% 1,8%
4º Tri 2016 vs 4º Tri 2017 3,9% -1,1% -0,8% 1,2% 3,6%
1º Tri 2017 vs 1º Tri 2018 3,8% 3,1% -1,0% 1,1% 3,7%

Fuente: Elaboración propia en base a datos de EPH-INDEC. 

Cuadro Nº 2.1: Evolución anual de la disponibilidad y la presión efectiva sobre el mercado laboral. 1º Tri 2017,  4º Tri 2017 y 1ºTri 2018. Total Nacional.

  PEA Ocupados demandantes de empleo Desocupados Presión efectiva sobre el mercado laboral
Cantidad % Cantidad % Cantidad % Cantidad %
1º Tri 2017 18.442.052 100,0% 2.598.171 14,1% 1.698.182 9,2% 4.296.354 23,3%
4º Tri 2017 18.943.611 100,0% 2.790.902 14,7% 1.367.864 7,2% 4.158.766 22,0%
1º Tri 2018 19.132.709 100,0% 2.927.305 15,3% 1.750.232 9,1% 4.677.536 24,4%
1º 2018 vs 4º 2017 1,0% 4,9% 28,0% 12,5%
189.099 136.403 382.367 518.770
1º 2018 vs 1º 2017 3,7% 12,7% 3,1% 8,9%
690.658 329.133 52.049 381.182

Fuente: Elaboración propia en base a datos de EPH-INDEC.

Cuadro Nº 2.2: Evolución trimestral de la disponibilidad y la presión efectiva sobre el mercado laboral. 4º Tri 2017 vs 1º Tri 2018. Total Nacional.

  4º Tri 2017 1º Tri 2018 Variación
Cantidad % Cantidad % Cantidad %
PEA 18.846.371 100,0% 19.132.709 100,0% 286.338 1,5%
Ocupados que demandan otro empleo 2.894.711 15,4% 2.927.305 15,3% 32.594 1,1%
Ocupados no demandantes pero
que desean trabajar más
1.009.922 5,4% 1.052.299 5,5% 42.377 4,2%
Desocupados 1.563.634 8,3% 1.749.704 9,1% 186.070 11,9%
Disponibilidad de mano de obra 5.468.267 29,0% 5.729.307 29,9% 261.041 4,8%
Presión efectiva sobre el mercado laboral 4.458.345 23,7% 4.677.008 24,4% 218.664 4,9%

Fuente: Elaboración propia en base a datos de EPH-INDEC.  

 Cuadro Nº 3.1: Evolución anual de los ocupados según categoría ocupacional. 1º Tri 2017 vs 1º Tri 2018. Total Nacional.

  1º Tri 2017 1º Tri 2018 Variación
Cantidad % Cantidad % Cantidad %
Total Ocupados 16.742.391 100,0% 17.382.478 100,0% 640.086 3,8%
Patrón 678.798 4,1% 643.152 3,7% -35.646 -5,3%
Cuenta propia 3.511.524 21,0% 3.563.408 20,5% 51.884 1,5%
Asalariados 12.417.481 74,2% 13.071.623 75,2% 654.142 5,3%
Asalariados registrados 8.276.384 66,7% 8.640.343 66,1% 363.958 4,4%
Asalariados no registrados 4.141.096 33,3% 4.431.280 33,9% 290.184 7,0%
Trabajador familiar sin remuneración 134.589 0,8% 104.295 0,6% -30.294 -22,5%

Fuente: Elaboración propia en base a datos de EPH-INDEC. 

Cuadro Nº 3.2: Evolución trimestral de los ocupados según categoría ocupacional. 4º Tri 2017 vs 1º Tri 2018. Total Nacional.

  4º Tri 2017 1º Tri 2018 Variación
Cantidad % Cantidad % Cantidad %
Total Ocupados 17.575.746 100,0% 17.382.478 100,0% -193.269 -1,1%
Patrón 635.757 3,6% 643.152 3,7% 7.394 1,2%
Cuentra propia 3.718.258 21,2% 3.563.408 20,5% -154.850 -4,2%
Asalariados 13.149.522 74,8% 13.071.623 75,2% -77.899 -0,6%
Asalariados registrados 8.644.563 65,7% 8.640.343 66,1% -4.220 0,0%
Asalariados no registrados 4.504.959 34,3% 4.431.280 33,9% -73.679 -1,6%
Trabajador familiar sin remuneración 72.209 0,4% 104.295 0,6% 32.086 44,4%

Fuente: Elaboración propia en base a datos de EPH-INDEC.

Cuadro Nº 3.3: Secuencia trimestral e interanual de la estructura ocupacional. 2º Tri 2016 al 1º Tri 2018.  Total Nacional.

  Patrón Cuentra
propia
Asalariados Trabajador
familiar sin remuneración
Total
Ocupados
Registrados No registrados Total
2º Tri 2016 599.470 3.399.664 8.418.256 4.223.833 12.642.089 90.803 16.732.026
3º Tri 2016 588.352 3.465.080 8.460.262 4.313.021 12.773.283 110.375 16.937.090
4º Tri 2016 638.048 3.438.508 8.464.630 4.280.523 12.745.312 87.357 16.909.225
1º Tri 2017 678.798 3.511.524 8.276.384 4.141.096 12.417.481 134.589 16.742.391
2º Tri 2017 643.069 3.434.763 8.381.088 4.270.302 12.651.389 112.746 16.841.967
3º Tri 2017 664.503 3.651.565 8.438.169 4.430.612 12.868.781 97.889 17.282.737
4º Tri 2017 635.757 3.718.258 8.644.563 4.504.959 13.149.522 72.209 17.575.746
1º Tri 2018 643.152 3.563.408 8.640.343 4.431.280 13.071.623 104.295 17.382.478
Diferencias trimestrales
2º Tri 2016 vs 3º Tri 2016 -11.118 65.416 42.006 89.188 131.194 19.572 205.064
3º Tri 2016 vs 4º Tri 2016 49.696 -26.572 4.368 -32.498 -27.971 -23.018 -27.865
4º Tri 2016 vs 1º Tri 2017 40.750 73.016 -188.246 -139.426 -327.831 47.233 -166.833
1º Tri 2017 vs 2º Tri 2017 -35.729 -76.761 104.703 129.205 233.908 -21.843 99.576
2º Tri 2017 vs. 3º Tri 2017 21.434 216.802 57.081 160.310 217.391 -14.857 440.770
3º Tri 2017 vs. 4º Tri 2017 -28.746 66.693 206.394 74.348 280.741 -25.680 293.009
4º Tri 2017 vs. 1º Tri 2018 7.394 -154.850 -4.220 -73.679 -77.899 32.086 -193.269
Diferencias interanuales
2º Tri 2016 vs 2º Tri 2017 43.599 35.099 -37.169 46.469 9.300 21.943 109.941
3º Tri 2016 vs 3º Tri 2017 76.151 186.485 -22.093 117.591 95.498 -12.486 345.647
4º Tri 2016 vs 4º Tri 2017 -2.291 279.751 179.933 224.436 404.210 -15.148 666.522
1º Tri 2017 vs 1º Tri 2018 -35.646 51.884 363.958 290.184 654.142 -30.294 640.086
Var. % interanual
2º Tri 2016 vs 2º Tri 2017 7,3% 1,0% -0,4% 1,1% 0,1% 24,2% 0,7%
3º Tri 2016 vs 3º Tri 2017 12,9% 5,4% -0,3% 2,7% 0,7% -11,3% 2,0%
4º Tri 2016 vs 4º Tri 2017 -0,4% 8,1% 2,1% 5,2% 3,2% -17,3% 3,9%
1º Tri 2017 vs 1º Tri 2018 -5,3% 1,5% 4,4% 7,0% 5,3% -22,5% 3,8%

 

Fuente: Elaboración propia en base a datos de EPH-INDEC.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*