Basteiro y Lozano presentaron proyecto para consultar al pueblo de la Ciudad sobre el proceso de licitación del Subte

Fabio Basteiro y Claudio Lozano de Unidad Popular, presentaron esta tarde en la Legislatura Porteña el Proyecto de Ley para que el subte vuelva a manos del Estado y no sea concesionado por privados.

El proyecto presentado tiene el número de Expte. 2973 P2018, y propone una modificación en el Art. 16, “Establécese que la operación y el mantenimiento del SERVICIO SUBTE será prestado únicamente por el Poder Ejecutivo por sí, a través de SBASE, o la Sociedad del Estado que se constituya a tal efecto.”

Basteiro dijo, “en el día de la fecha presentamos un proyecto de ley a efectos de que se inhiba la posibilidad de abrir los pliegos para la nueva licitación. Fundamentalmente tratar de utilizar nuestra Carta Magna de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires a efectos de llevar una Consulta Popular Vinculante para que pueda la ciudadanía resolver qué tipo, qué modelo de administración de subterráneos de Buenos Aires necesita y desea. Nosotros estamos convencidos de que una gestión estatal de subterráneo va a garantizar mayor calidad de inversión, mayor calidad de servicios y fundamentalmente una baja en las tarifas que es un elemento central para el desarrollo del transporte público en la Ciudad.”

Por su parte, Lozano sostuvo que “es un proyecto de Ley que pide que se interrumpa el convocado proceso de licitación para conceder el subte una vez más a una empresa privada sobre la base de la experiencia ya de casi veinte años donde claramente la gestión privada no ha resuelto el tema de la expansión del subte, ni de garantizar que esto tenga la eficiencia que esto tiene que tener, y sobre todo porque no hay ninguna razón para que nosotros estemos subsidiando con recursos públicos la tasa de ganancias de Metrovías.”

PROYECTO DE LEY

Art. 1º. La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires convoca al electorado a una consulta mediante referéndum obligatorio y vinculante para modificar el artículo 16 de la Ley 4.472 que quedará redactado de la siguiente forma:

“ART. 16.- Establécese que la operación y el mantenimiento del SERVICIO SUBTE será prestado únicamente por el Poder Ejecutivo por sí, a través de SBASE, o la Sociedad del Estado que se constituya a tal efecto.

Deberá interrumpirse todo procedimiento de concesión de la operación y mantenimiento del SERVICIO SUBTE en curso”.

Art. 2º. La pregunta a responder el electorado será:

¿Estás de acuerdo en modificar el artículo 16 de la Ley 4.472 para eliminar la posibilidad de que la operación y el mantenimiento del SERVICIO SUBTE sea prestada por personas jurídicas de derecho privado mediante concesión u otra forma de contratación y para que el Poder Ejecutivo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires preste dicho servicio por sí o mediante Sociedad del Estado?

Art. 3º. La fecha de realización del Referéndum será el día 5 de Diciembre de 2018.

Art. 4º. Comuníquese, etc.

FUNDAMENTOS

Señor Presidente:

El Referéndum es el instituto por el cual se somete a la decisión del electorado la sanción, reforma o derogación de una norma de alcance general. El voto es obligatorio y el resultado, vinculante. Este mecanismo de participación previsto en la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en sus artículos 65º y 66ª -regulado por la ley 89- constituye un instituto de avanzada cuyo objetivo es la intervención del pueblo en asuntos que son puestos a su directa consideración.

En este caso, el motivo de la consulta será modificar la ley 4.472, especialmente en cuanto al sujeto que llevará adelante la operación y el mantenimiento del servicio SUBTE a partir del vencimiento la prórroga de la actual concesión. Es decir, antes del 31/12/2018, fecha de vencimiento de la concesión de la operación y el mantenimiento del subte otorgada a Metrovías por el Estado Nacional, la Ciudad debe haber decidido cómo continuará la operación.

Es necesario consultar qué SUBTE se quiere para la Ciudad, y modificar la ley marco en consecuencia. Proponemos eliminar del articulado la posibilidad de continuar con un concesionario privado ya que consideramos el mejor sistema para llevar adelante el servicio del SUBTE es el estatal.

Actualmente, como consecuencia de la decisión del Estado Nacional, el sistema de transporte público del subte está dividido en la expansión de la red y la operación de servicio.  Pero, previo a la década de 1990, el Estado operó, mantuvo y expandió su red de subterráneos.

La Ciudad es responsable, a través de la empresa estatal SBASE, de la inversión, la compra de coches, la modernización de flotas y la expansión de la red. La empresa privada METROVÍAS hace más de veinte años que se ocupa, únicamente, de la operación del servicio.

Además, la Ciudad subsidia a METROVIAS para asegurar su ganancia empresaria. Esos recursos podrían ser destinados a reducir la tarifa del usuario si el Estado prestase por sí, o por una empresa pública creada a tal fin, el servicio.  Según nuestros cálculos, hoy la tarifa podría ser de $8.40 o menos si se eliminase por completo la rentabilidad de la operación. El Estado es el único actor capaz de garantizar una tarifa acorde con poder adquisitivo del salario.

Existe actualmente una inconsulta licitación en curso que tiene por objeto volver a concesionar la operación y administración de la red SUBTE hasta 2034. Nos preguntamos sobre la conveniencia y oportunidad de contratar una empresa privada -a quien debe garantizársele su ganancia con recursos públicos- para que cobre y maneje los trenes mientras la totalidad de inversiones, compras y obras están a cargo de la empresa porteña dueña de los subtes y creada a tal fin, SBASE.

La cuestionada ley 5.885 votada a fines de 2017 autoriza al Poder Ejecutivo porteño a otorgar bajo el régimen jurídico de concesión de servicio público la operación y mantenimiento del SUBTE. La concesión del servicio público puede realizarse por un plazo de 12 años prorrogable por otros 3. Al concesionario se le exige haber transportado en los últimos 3 años no menos de 150 millones de pasajeros por año y constituir una Sociedad Anónima cuyo único y exclusivo objeto sea prestar el servicio público SUBTE, a fin de garantizar el control legal, contable y financiero.

El llamado a licitación reafirma la presunción de la actual administración de que una empresa privada es mejor o más eficiente que una pública. Sin embargo, entre los postulantes a la licitación figuran empresas estatales de países europeos que operan los servicios de subterráneo en sus ciudades. El ejemplo de la empresa pública francesa de ferrocarriles SNCF debería servir a los funcionarios del actual gobierno para evaluar mejor los alcances de sus decisiones. En ese caso, debido a una mala compra de material ferroviario el estado francés decidió unificar la operación y el desarrollo de la infraestructura en una sola compañía. El gobierno español también evalúa realizar una operación similar siguiendo a Francia. De hecho, el Gobierno de la Ciudad, en la gestión del actual presidente Ing. Mauricio Macri, contrató al Metro de Barcelona para realizar una auditoría sobre el estado del subte, luego de realizarse el traspaso de la concesión del gobierno nacional al gobierno de la Ciudad. La experiencia de la gestión privada del SERVICIO SUBTE llevada a cabo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no garantiza una mejor calidad de servicio ni es ventajosa en términos tarifarios. Más aún, el caso de Buenos Aires constituye un caso excepcional a nivel latinoamericano, junto con Río de Janeiro, en donde los servicios equivalentes son operados y mantenidos por empresas privadas. En los casos de Ciudad de México, Santiago de Chile y San Pablo -con excepción de una única línea- el Estado opera y mantiene el servicio de forma directa o a través de empresas estatales específicas.

En ese contexto impulsamos la consulta popular para decidir si volver al modo de operación público, garantizando que los recursos del presupuesto tengan por exclusiva finalidad expandir la red y subsidiar la tarifa del usuario cuando resulte necesario a efectos que ésta mantenga una relación lógica con los salarios.

El proyecto cuenta con los siguientes apoyos:

Roberto Pianelli; Secretario General de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (Metrodelegados)

Pablo Spataro; Secretario General de la CTA A Capital Federal

Pepe Peralta; Secretario Adjunto de la CTA A Capital

Marcelo Capiello; Secretario Adjunto de la CTA A Capital

Daniel Menéndez

Carolina Brandariz y Sebastián Demiryi por el Movimiento Evita CABA

Ana Rameri del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP)

María Eva Koutsovitis de la Cátedra de Ingeniería Comunitaria de la UBA

Jonatan Baldiviezo del Observatorio del Derecho a la Ciudad

Isaak Rundik; Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi)

Luis Ostrej del Instituto Aguafuertes Porteñas

Victoria Donda; Diputada Nacional

Claudio Lozano; Presidente de Unidad Popular Nacional. Diputado Nacional MC.

Humberto Tumini; Presidente de Libres del Sur

Libres del Sur CABA

Helena Hanonno; Partido del Trabajo del Pueblo

Laura Velazco

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*