En la ciudad más rica, cada día más pobres

Un informe del IPyPP afirma que el 43% de los porteños no tiene asegurado el acceso a la canasta básica. En tres años, incluso la población acomodada cayó un 31%. Para ser de clase media se necesita un ingreso mensual por encima de los $40.000.

La última Encuesta Trimestral de Ocupación de Ingresos (ETOI) muestra cifras que dan cuenta de la agravada situación de exclusión socioeconómica que se vive en la Ciudad de Buenos Aires.

El 43,7% de los porteños –es decir 1.343.000 personas- no tienen asegurado el acceso a la canasta básica. De ese número 654.000 están por debajo de la línea de pobreza, y 204.000 pasan hambre.

Según el coordinador del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP), Claudio Lozano, “estamos en presencia de un fuerte agravamiento de la situación social en la ciudad más rica de la Argentina. Agravamiento respecto al año pasado y también al comparar con el cuarto trimestre del 2015. Así, la pobreza creció un 20% respecto al 2017, pero se expandió un 28% respecto al 2015. Este aumento se da en simultáneo con un proceso de intensificación de la pobreza evidenciado en el mayor crecimiento de la indigencia”.

Esta última creció en 2018 un 65% respecto al año anterior, y un 61% en igual período de 2015.

“La combinación entre la gestión Macri a nivel nacional y la de Rodríguez Larreta en la Ciudad ha producido un deterioro generalizado en las condiciones de vida de los porteños. Más hambrientos, involución de las capas medias e incluso descenso en el número de personas que detentan una situación acomodada en materia de ingresos, evidencian esta situación”, manifestó Lozano.

La clasificación que realiza la Dirección General de Estadística y Censos de CABA, estratifica a los hogares en función de su capacidad de acceso al consumo de bienes y servicios. Lo hace mediante la comparación del valor de la canasta con los ingresos del hogar.

Desde el IPyPP destacaron que en la ETOI, el porcentaje de hogares alcanzados por la pobreza y fragilidad de ingresos es menor que medido en personas. En esta medición destacaron las siguientes categorías de sectores sociales:

  • Población en situación de indigencia: se trata del 6,6% de personas en cuyo hogar el ingreso mensual no cubre la canasta básica alimentaria. El límite se trazó en $12.237,92.
  • Población en situación de pobreza no indigente: el 14,7% de la población cuyo hogar no cubre la canasta básica total, que en diciembre tuvo un costo de $24.865,43. Esta categoría aumentó 7% respecto de 2017 y 17% de 2015.
  • Población no pobre en situación vulnerable: comprende al 11,4% de hogares cuyo ingreso total mensual es superior a la línea de pobreza pero no alcanzan la Canasta Total del Sistema de Canastas de Consumo. Sus ingresos están por debajo de lo $31.349,70. Las personas en esta categoría crecieron 44% respecto del 4to trimestre de 2017.
  • Población medio frágil: pertenece a hogares cuyo ingreso total mensual no alcanza 1,25 veces la Canasta Total (CT): $39.187,70. La vulnerabilidad de su situación radica en que tienen una probabilidad significativa de caer en el estrato de hogares anterior -que tiene un déficit de ingresos en relación a la CT- debido a una eventual disminución del poder adquisitivo de los ingresos familiares, o ante la pérdida del empleo o de ingreso de alguno de sus miembros. Alcanza a diciembre de 2018 al 11,1% de la población porteña: 340.000 personas.
  • Población Clase Media: compuesta por miembros de hogares cuyo ingreso total mensual es de al menos 1,25 veces la CT pero no la alcanza cuatro veces. Es decir, sus ingresos rondan los $39.187,70 y $125.398,83 mensuales. Alcanza al 47% de la población.
  • Población “acomodada”: se trata de hogares que cubre cuatro veces o más la canasta total mensualmente. Son aproximadamente $125.398,83 que alcanza al 9,3% de las personas. Respecto de 2015, es un 31% menos de la población.

En esta categorización se observa un aumento de la pobreza en todos sus sectores. La cantidad de personas comprendidas en las categorías de mayor acceso también cae, y demuestra el deterioro de las condiciones de vida de toda la población porteña.

Fuente: www.canalabierto.com.ar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*