Entrevista: Florencia Vizzi

“Hoy la Argentina es el segundo exportador de metanfetaminas de América al mundo, primero está Brasil y después le sigue la Argentina. En cinco años ha crecido en un 200% la circulación de metanfetamina”. 

Esta lapidaria afirmación es tan sólo uno de los datos que surgen del meticuloso trabajo de investigación realizado por el diputado y periodista Carlos Del Frade y plasmado en su libro “Balaceras, narcotráfico y política – Geografía Narco 4”.

En entrevista con Conclusión, Del Frade profundizó algunos de los datos que aborda en este libro que será presentado el próximo 10 de junio en la Feria del Libro de Rosario. “Es Geografía Narco 4 porque he ido escribiendo un libro por cada uno de los años que he tenido el privilegio de estar en la Legislatura y he marcado año tras año el desarollo del narcotráfico en la provincia de Santa Fe y en la Argentina”, explicó el legislador y apuntó que “se hace especial hincapié en lo que fueron las marcas del año 2018 en la ciudad, las balaceras al Poder Judicial e incluso el ataque que sufrió el Concejo Municipal”.

“Hoy las balaceras están en distintos lugares de la provincia y de la ciudad. Santa Fe está viviendo un momento muy dramático por lo que significa el enfrentamiento de los negocios de la cancha grande de la realidad que manejan desde la cancha chica los barras de Colón. Hubo balaceras muy fuertes en barrio Centenario, zona liberada. Y aquí en Rosario tenemos estas balaceras a los boliches porque, hasta no hace mucho, los boliches tenían la custodia de Los Monos y hoy ese es el negocio que está en discusión, se lo quieren sacar a a Los Monos porque están presos, pero como pasa en San Pablo, los grupos narcos siguen manejando el negocio desde la cárcel”, explicó el escritor. Y afirmó: “Hoy tienen menos poder económico y menos poder de fuego, pero lo siguen teniendo. Aunque está claro que no son los líderes indiscutidos, siguen teniendo predicamento pero no es el poder que tenían en el 2012”.

En cuanto a la relación del poder político con el narcotráfico y la corrupción policial Carlos Del Frade fue categórico. “Lamentablemente desde la política somos muy pocos los que hablamos de esto. Siempre digo que hay una complicidad de la política tradicional al no hablar, al no decir, al tenerle miedo a la policía corrupta. El rol de la policía es central, en las tres provincias más grandes de la Argentina, Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe,siempre los negocios son narcopoliciales, la policía es administradora de los negocios de la calle porque maneja la calle. Ahí nosotros marcamos una narcozoncera, no es que el Estado está ausente, está presente pero de forma corrupta, que es otra cosa. Y eso es lo que genera en las calles de las principales provincias. Es un rol de absoluta complicidad y con algo más grave en los últimos tiempos, que es que esos nichos corruptos tienen independencia del Poder Político y muchas veces le termina imponiendo las reglas del juego”.

El legislador señaló que esa afirmación le cae mu mal al ministerio de Seguridad, pero es una pauta de comportamiento que se de en el país y en las principales ciudades de América Latina. “La policía ya no puede intentar ser gobernada por el poder político que gana elecciones a gobernador, no alcanza con eso, siempre se las ingenia para poner una serie de oficiales que van a tener diálogo con el poder y después siguen haciendo lo que quieren”.

Según el periodista e investigador esto es clave porque la democracia no ha entrado ni en la Policía ni en la Justicia. “Por eso hay que sumarle al Poder Ejecutivo la idea de democratizar la conducción política de la Policía y eso lo tenemos que hacer los que tenemos el privilegio de tener representación en la Legislatura. Si no se reparte la conducción política de la policía, vamos a tener cada vez más densos casos de nichos corruptos y de asesinos, como ha pasado recientemente en Capitán Bermúdez o en calle 27 de febrero en Buenos Aires”.

En cuanto al notorio desarollo del narcotráfico en el país en los últimos años en contraposición con el discurso gubernamental, Del Frade puso el acento en la palabra relato. 

“El gobierno de Macri va a pasar a la historia por dos temas: por ser el que tuvo la mayor desocupación, incluso superior a la del menemato y por ser el el que más contribuyó al desarrollo del narcotráfico en la argentina”.

“El relato del combate al narcotráfico significó entre otras cosas un gran negocio para los que venden la tecnología de seguridad: cárceles, patrulleros inteligentes, software para espiar y escuchar, vender armas y pertrechos, vender cámaras de seguridad…Todo eso genera una enorme cantidad de dinero que el estado nacional y los estados provinciales le pagan a las empresas. Entonces el relato del combate al narcotráfico, el relato del combate a la inseguridad es una herramienta política. Lo que ocurre aquí, en la provincia de Santa Fe, es que el gobierno nacional le marca la cancha permanentemente al frente gobernante cuyo socio mayoritario es el socialismo. “Es una disputa que está lejos de aclarar la naturaleza del desarrollo de los negocios mafiosos en Santa Fe y en Argentina por responsabilidad política del macrismo cuando desarticula todos los controles de puertos y aeropuertos o de líneas aéreas como Fly Bondi cuyos titulares fueron procesados por tráfico de cocaína”.

VER ENTREVISTA COMPLETA:

 

Fuente: www.conclusión.com.ar